Type to search

Share

VALKYRIA CHRONICLES 4

La saga Valkyria se está convirtiendo en un clásico a pasos agigantados. La mezcla de estrategia, jrpg, los gráficos cell shading y su reimaginación de la Primera y Segunda Guerra Mundial en un contexto que linda con la fantasía y coquetea con la ciencia ficción, pero que se queda siempre entre las sanas fronteras del realismo, le están granjeando una legión de fans difícil de ignorar.

El lanzamiento de Valkyria Chronicles 4 apetece sobre todo por su faceta portátil. La versión que he podido probar y analizar es, pues, la de Nintendo Switch, y su rendimiento y atractivo lucen a toda potencia en la consola híbrida. SEGA aún sabe lo que se hace, y para muestra un botón.

Continuar una saga que ha pasado por consolas desaparecidas (PSP) y que necesita de remasters y re-lanzamientos para subsistir no es tarea fácil. Valkyria Chronicles 4 viene con la propuesta de ser un paso firme para la consola de Nintendo; uno de esos lanzamientos “triple A” que justifiquen la potencia, rendimiento y precio de la misma, pues las versiones en consolas de sobremesa y, sobre todo, en PC, no destacan por encima de otras propuestas.

Con todo, aquí tenemos un juego divertido y que sabe a quién va dirigido. El fan de la saga se encontrará recorriendo caminos conocidos: la mezcla de estrategia, acción y RPG de que hace gala la saga se respeta aquí al máximo, incluyendo algunas tímidas novedades que lucen bien, pero dejando de lado una exploración más profunda de su jugabilidad.

Valkyria Chronicles 4 no es el gran lanzamiento, pero es un buen lanzamiento. Su historia encandila por lo fresco de la propuesta, aunque lo hubiera disfrutado más de tratarse de una firme recreación de la Segunda Guerra Mundial, en lugar de aproximarse a ella desde el camuflaje: los nombres, los territorios, todo está ligeramente cambiado, pero no hay que excavar mucho para darnos cuenta de dónde estamos realmente.

El caso es que tras unas horas de juego (no demasiadas, me temo) la fórmula comienza a hacerse repetitiva. La dificultad no ayuda, pues en general el tono del juego es amable y pasárselo y poco más que un paseo, y las opciones de gestión del pelotón y la forma de desenvolverse en el mapa pasa por una curva de aprendizaje realmente rápida. Lo que choca directamente con la abundancia y extenuación de los dichosos tutoriales. Parece mentira que del mismo Japón lleguen propuestas que tratan al jugador de forma tan condescendiente como para interrumpir el juego cada dos por tres con un tutorial, y propuestas como Dark Souls. 

A nivel gráfico, el juego luce bien: su rendimiento en Nintendo Switch es óptimo, habiéndolo jugado casi en su totalidad en modo portátil. No estamos ante un lanzamiento por el que haya que pararse a respirar y paralizar la industria, eso está claro, pero estamos ante un título interesante y que puede aportar mucho interés. Una saga que avanza lenta pero inexorablemente, ¿qué le pedimos? Pues sinceramente, a estar alturas y tras este cuarto episodio, un poco de reinvención. SEGA debería mirar a Capcom y lo que hizo con Monster Hunter World y plantearse cómo mejorar algo que, aunque ya sea bueno, necesita un poco más para brillar.

Gráficos
7.5
Sonido
7
Historia
8
Mecánicas
7.5

Summary

Definitivamente no está mal, pero es difícil que esta perla brille en un momento en que se lanzan tantas piedras preciosas al mar. Reinventarse o morir: aún le damos un voto de confianza.

Total Rating

7.5
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.