Type to search

Tags: , ,

TIC, TAC. ¡Llega Watchmen en 2019!

Share

Quis custodiet ipsos custodes?

La locución latina “¿Quién vigila a los que vigilan?” fue uno de los grandes puntos de inflexión del nuevo prisma de los héroes que nos vino del guion del archiconocido Alan Moore y del dibujo de John Higgins. Supongo que sabrás a que me refiero si te digo que hoy vamos a hablar de Watchmen y, más concretamente, del spin off en formato de serie que se avecina en este año 2019.

Al son del tic, tac comienza un trepidante tráiler que enlaza con lo que parece el final de Watchmen. Si por algún casual no has leído el cómic o visto la adaptación cinematográfica de Zack Snyder NO SIGAS LEYENDO.

 

Que la serie de Watchmen vaya a reactivar esta maravillosa historia es un arma de doble filo. Para empezar la aparición del símbolo principal de Rorschach es el principal impulso para captarnos. Los hombres con máscaras junto al de la máscara metálica son un nostálgico recuerdo de la mascará térmica del principal justiciero de la novela gráfica. Y esto no hace más que conectar con el fin de la historia:

Y es que, si eres un fan de esta maravilla de obra, recordarás toda la trama de Ozymandias para poner fin a la Guerra Fría. Una trama que obligará a darle la razón al propio Dr. Manhattan que asume el rol de villano para que el mundo se una por puro terror. La gracia de esto es que a pesar del asesinato de Rorschach y de toda la complicación de la trama se nos da a entender como lectores que la información de la verdad va a filtrarse en una imagen muy sutil.

La mugre acumulada de todo el sexo que practican y de todos los asesinatos que cometen les llegará a la altura de la cintura y todas las putas y los políticos alzarán la cabeza y gritarán: “¡sálvanos!”…yo miraré hacia abajo y susurraré “no”

Este parece ser el punto de partida de la serie en la que los héroes aparecen envejecidos en unas pocas imágenes del tráiler y se hace referencia al reloj. Algo que personalmente opino que puede estar vinculado tanto a la llamada al fin del mundo que se refiere de manera directa como a la mención a los antepasados de los Watchmen: los Minutemen

Por otro lado también hace referencia a la secuela que tuvo la trama de Watchmen con Doomsday Clock. La obra nacida del guion de Geoff Johns seguramente sirva como hilo conductor en muchos elementos de la trama, pero difícilmente va a terminar siendo la base total de la historia por algo muy sencillo: requiere la participación del resto de personajes de DC Comics.

La historia parte de siete años más tarde del conflicto principal y en ella se muestra la aparición de los personajes principales entremezclados con lo que parece un imitador de Rorschach. Esto enlaza con la explicación de como el diario se filtró a la prensa y desbarató todo el sacrificio de Ozymandias. A partir de esto el papel del Dr. Manhattan y empiezaa reclamarse a los héroes del universo DC.

Precisamente por esto puede que la serie merezca bastante la pena. Personalmente opino que ninguno de los spin off ni precuelas lanzadas en novela gráfica han estado a la altura. El hecho de que puedan lanzarse con un formato distinto siempre y cuando cubran ciertos detalles puede dar bastante esperanza.

Sobre esto ya queda presentado lo evidente. Pero hay que recordar que Watchmen es conocido por marcar un antes y después en el mundo de los comics. El propio Alan Moore expresará el gran problema que ha supuesto la interpretación unilateral de los héroes como personajes oscuros (algo que puedes encontrar en las propias representaciones de Batman en el mundo cinematográfico, especialmente con Nola). Pero lo cierto es que esta maravilla de novela gráfica fue compuesta para realizar una evolución en la forma de contar historias que tiene el comic basada en una corriente intelectual y artística llamada postmodernismo.

Esto quiere decir que la creación del comic implica una inmersión cultural de juegos de época y dobles sentidos (incluso en los nombre de los propios protagonistas). Con más interpretaciones que las solo narradas basándose en los actos de personajes, sus expresiones y sus pasados. Todo ello configurado con un poso de choque entre avance tecnológico (en este caso representado por los propios héroes) y sociedad que pide a gritos el cambio para la configuración de nuevos entornos.

Es decir, que si viste la película del 2009 y leíste el cómic de Moore y, sin embargo, no notaste ninguna diferencia posible eso se debe a que debes darle una segunda lectura. Los elementos de cultura introducidos en cada viñeta son simplemente sublimes.

Esto ha sido reflejado en ciertos elementos del tráiler que espero lleguen a más. El plano del ángel en el funeral, la lectura de los carteles en la feria combinado con los cuerpos en el suelo, la imagen del ganado o el reflejo de Ozymandias en la máscara metálica junto  a la bomba nuclear (que en teoría nunca explotó) hacen que para los que nos va la marcha nos entre mono de un producto de calidad.

Parece que HBO sabe lo que arriesga con esta serie y lo duras que han sido las críticas para todo producto nacido del Watchmen original (algo normal porque sería como hacerle un spin off a Ciudadano Kane). Tal vez por eso el trabajo del guion de esta serie se acerque más a la calidad que estamos buscando.

Solo queda esperar a que acabe el año para salir de dudas.

Tags:
Previous Article

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.