Type to search

Share

The Fall Part 2: Unbound

The Fall Part 2: Unbound. Juego desarrollado por “Over The Moon”. Estudio indie que creó en 2013 la primera parte de esta saga tras a una campaña en kickstarter, con la que recaudó un 224% de su objetivo.Es un Multiplataforma, disponible para PC y Nintendo Switch.

Algo que es de agradecer en este título, es el repaso de la historia relativa a la primera parte de la entrega anterior. Para los que la jugaron, y para los que no, es un buen comienzo.

El protagonista de esta historia es una Inteligencia Artificial unida a un traje, que ha activado su protocolo de protección. La única tarea que debe cumplir es mantener vivo al usuario dentro del traje, pero en su interior nunca llevó a nadie. Cuando llega a un punto de reunión es desconectada y sometida a un proceso misterioso: Esta entrega comienza en el momento de su proceso de desconexión. A pesar de que es sometida a un misterioso virus, A.R.I.D. programa una nueva directiva (Se marca un objetivo): Salvarse a sí misma y encontrar a aquél que desea eliminar su existencia.

A.R.I.D. es una I.A. que consigue identificarse como sujeto (una I.A. que sabe que es una I.A.) y que viajará a través de la red, dónde conocerá a tres androides programados para tareas específicas: el mayordomo, un androide de protocolo con el objetivo de servir a sus amos, sea cual sea el estado de estos; el único, quien puede crear, y manejar diferentes artes marciales, pero con un problema bastante serio con su propio yo; y una sexoservidora, cuyo objetivo es básicamente dar “felicidad” a los demás. A.R.I.D. deberá convivir en la misma carcasa/cuerpo con estos androides, para finalmente corromper sus programaciones y esencias con el objetivo de controlarlos y rastrear la señal que ha tratado de destruirla.

Para controlarlos deberá resolver los patrones de comportamiento de cada personalidad, atendiendo al entorno que te rodea y las reacciones de cada androide. Además deberá aprender cómo interactuar con el cuerpo huésped: bien para hacer cosas sin que se entere, bien para realizar ataques durante su travesía, u otras habilidades o modos que necesitará para avanzar.

La primera impresión que da es de un diseño tosco y con una programación descuidada, ya que es bastante lineal. Pero su virtud reside en el tratamiento psicológico de las situaciones, personajes e historia. Para un programador, como un servidor, tiene numerosas referencias del mundo on-line, y supongo que para un psicólogo debe ser un juego fascinante.

Se trata de una suerte de point and click con algunos “atajos de teclado en PC” para cambiar el modo de click. Se hace bastante tedioso el andar con la “linterna” para poder obtener información de los objetos situados en los escenarios.

El aspecto visual no es destacable ya que no cambia prácticamente nada respecto a la primera entrega. Se mantiene en una clave baja de iluminación durante todo el juego, y tratando de llevarte a una visión robotizada mediante pantallas informativas, que nos retrotraen a las consolas de comando, o a un estilo que se aproxima a la película TRON de los años 80.

La red

La música y efectos son bastante equilibrados, no te das cuenta que están ahí, ni molestan… ni destacan.
La pantalla de título es bastante simple en su diseño, ágil y funcional.

En definitiva, The Fall Part 2 tiene un público bastante limitado, nosotros lo hemos probado en PC (En varias resoluciones) y en Switch. Si te acostumbras a usarlo en esta última plataforma, puede ser un buen entretenimiento como juego casual, pero no es un juego al que dedicarle demasiadas horas, esto ya… a gusto del consumidor.

Gráficos
4
Sonido
6
Historia
9
Mecánicas
7

Summary

Un buen guión, con diseño tosco.

Total Rating

6.5
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.