Type to search

The Inpatient expande Until Dawn

Share

THE INPATIENT

Todo desarrollo de realidad virtual despierta mi interés en cuanto se anuncian. Y es que no en vano, estamos ante el siguiente paso evolutivo del videojuego, con todos los fallos y errores que ello conlleva. The Inpatient viene firmado por Supermassive Games, creadores del notable exclusivo de Playstation Until Dawn, y que expanden el universo de este juego con esta especie de secuela, casi spin off, que nos narra la historia del manicomio Blackwood.

The Inpatient es una de estas experiencias narrativas que aprovechan la inmersión de la tecnología vr, pero cuyo contenido puede rozar lo escueto.

The Inpatient vuelve, como ya apuntábamos, al universo de Until Dawn, pero lo hace desde una distancia que desluce un poco el título original. Encarnaremos a un paciente con amnesia internado en el oscuro manicomio, y a medida que intentamos descubrir nuestro pasado encontraremos los horrores que alberga el escenario.

Un guión que deja que desear, aunque la experiencia sí que termina siendo realmente inmersiva y terrorífica en ocasiones, pero cambiamos la buena ambientación que tenía su predecesor por una serie de sustos más o menos previsibles y un desarrollo irregular, que va de un lado a otro de la historia como si no supiera exactamente qué hace consigo mismo.

Lo mejor de The Inpatient es la inmersión gracias a la realidad virtual; se agradece que la experiencia sea relativamente corta, pues jugar a un juego de esta índole durante 10 horas sería pesado y azaroso, pero lo cierto es que no le hubieran ido mal alguna horilla más de juego. Y de desarrollo, ya que estamos. Gráficamente, luce muy bien, no marea y dispone de opción de cámara fluida para los que estén más acostumbrados a las gafas. Sin embargo, el caminar del protagonista es demasiado lento, exasperante en ocasiones, el juego abusa de efectos de pérdida de conciencia y fundidos a negro. Los escenarios están algo vacíos y la ambientación, aunque consigue ponernos de los nervios en ocasiones, aduce de repetición. Se agradece, de todos modos, las voces en castellano.

Por otro lado, se mantienen algunos de los elementos más reconocibles de Until Dawn, como el consabido efecto mariposa, aunque no está tan bien explotado. En general The Inpatient es una experiencia de realidad virtual más bien modesta, que aunque me ha gustado mucho más que el otro intento de la saga de saltar a la vr, Until Dawn: Rush of Blood, se queda a medio camino de lo que esperaba de una precuela del magnífico juego.

Gráficos
7
Sonido
8
Historia
6
Mecánicas
7

Summary

Una historia que va dando tumbos y una experiencia de realidad virtual que pasa por un capítulo irregular en la saga Until Dawn. Mejorable, pero con algunos puntos fuertes que hacen que jugarlo no sea ni un camino de rosas ni tampoco un camino sobre cristales.

Total Rating

7.0
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.