Type to search

The Division 2, la evolución del shooter

Share

The Division 2

En su día esperaba mucho de The Division. Era la época en que las consolas de nueva generación trataban de sacar músculo y demostrar de lo que iban a ser capaces. A nivel gráfico y de poderío, se quedó lejos de aquel impresionante vídeo del E3 en que se nos cayó la baba, pero a la hora de jugarse, disfruté mucho este título de Ubisoft. Cierto es que carecía de muchas cosas que me hubiera gustado que tuviera, pero la experiencia multijugador (más para alguien que no disfruta especialmente de jugar online) se convirtió en algo adictivo.

Una segunda parte estaba cantada, y tras ciertos problemas de conexión que me impidieron jugarlo de salida (problemas míos, no del título), por fin he podido echarle unas cuantas horas a The Division 2. Y esta vez sí, me he encontrado con exactamente lo que esperaba.

Fecha de lanzamiento: 15/03/2019
Desarrolladora: Massive Entertainment
Distribuidora: Ubisoft
Disponible en: PS4 / Xbox One / PC
Versión analizada: PS4
Idiomas: Voces y textos en castellano
Precio de lanzamiento: 69,99 €

Con cada lanzamiento veo reforzada mi teoría de que Ubisoft es el Marvel de los videojuegos. Todos sus productos tienen unos cimientos tan sólidos que es imposible no disfrutar de ellos. The Division 2 toma todas las líneas generales que hicieron grande a su predecesor y las mejora, les da robustez, cambia el escenario, lava un poco la cara a algunos errores menores y nos brinda una obra muy difícil de rebatir.

Esta vez, la acción seudoapocalíptica se traslada a Washington, un escenario más colorido y variado, donde la recreación de la ciudad vuelve a resultar pasmosa. Los escenarios están pensados para la lucha de guerrillas, y aunque la historia pierde aquí todavía más fuerza que en la primera parte, el juego se conoce bien a sí mismo y sabe lo que ofrecernos: juego en grupo, adrenalina. The Division 2 sabe que es un shooter multijugador y no tiene problema con ello. Por eso todo lo que tiene que ver con las facilidades que se le dan a los grupos de jugadores para que formen una cuadrilla y se lancen a las calles de este mundo a medio derruir, está medido al detalle.

El combate sigue fluyendo con tremendo acierto, combinando la acción frenética de liarse a tiros con todo lo que pilles, con la estrategia de las coberturas, los diferentes gadgets que podremos usar, y la coordinación entre equipos. A esto le ayuda especialmente el diseño de escenarios, tan bien pensados e imaginativos que resultará complicado echarle la culpa por haber muerto.

En general hay pocas novedades con respecto a la primera parte, lo que no quiere decir que sea una mala secuela o que no aporte nada. Tal cual se juega, se entiende como una sofisticación de lo que ya hemos jugado, algo en lo que Ubisoft se está haciendo experta a base de construir franquicias. El arco de progresión de jugadores está muy mejorado, así como una mayor profundidad en todo lo que supone investigar los sucesos previos al juego y establecer contactos con NPCs. Tengo la sensación de que ahora tiene más sentido ayudar a los personajes…pero también es algo más opcional. El que quiera dejar, casi por completo, de lado la narrativa del título lo puede hacer sin que la experiencia se resienta.

 


The Division 2 es un título a medida para el que gusta de buenas experiencia online. A esto se le suma el calendario postlanzamiento con actualizaciones y DLCs, que es una auténtica locura, el altísimo contenido después de la campaña y el modo competitivo y casi battle royale de “sálvese quien pueda”. Es decir, que esta secuela tiene aprendida, mejor que su predecesor, la cantinela del juego como servicio.

A todo esto le acompaña un nivel gráfico que, no por discreto, deja de impactar. No hay tiempos de carga apenas y los escenarios están plagados de detalles, de recovecos, haciéndonos sentir que exploramos una ciudad que estuvo realmente viva, que asistimos al fin de una civilización. Personalmente, me gustaba más el escenario de la primera parte: tenía algo especial en el paisaje nevado, en la sensación de frío y desazón… Pero cumple con lo prometido tanto a nivel gráfico como artístico.

Me gusta cuando un videojuego sabe lo que es y sabe a quién va a gustarle. The Division 2 no arriesga, pero no pierde. Ni un ápice de la experiencia de su primera parte. En lo que se puede resumir este lanzamiento es: ¿por qué jugar a la primera parte cuando tienes la segunda? Muchas franquicias se retroalimentan, no es lo mismo jugar a Skyrim que a Oblivion, pero en este caso solo los que (como yo) prefieran la oscuridad nevada y minimalista del Nueva York de la primera parte volverían a jugarla. Con The Division 2 los que gusten de esta fórmula tienen todo lo que les gustaba del primero, pero mejorado.

Como una película de Marvel, vaya. En realidad, todas siguen la misma estructura, pero no podemos evitar sentarnos con un cubo enorme de palomitas y disfrutar de ellas.

Gráficos
9
Sonido
9
Historia
7
Mecánicas
9

Summary

De The Division 2 me esperaba una secuela made in Ubisoft: lo mismo que ya había, pero actualizado, mejorado, pulido y robusto, y eso es exactamente lo que nos han dado. Una excusa para despedir con honores al predecesor y abrirle las puertas de todo nuestro tiempo de ocio a esta secuela que establece los estándares de calidad de una franquicia en potencia.

Total Rating

8.5
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.