Type to search

Share

Tekkonkinkreet

La ciudad siempre ha sido un espacio vivo donde cohabitan diversas personas con dispares intereses, y en esa confrontación, emergen estructuras paralelas a las consensuadas por la sociedad.

Redes clandestinas, negocios ilegales, mercado negro y un sinfín de tratos subterráneos inundan la ciudad al margen de la ley.

Algunos historiadores como Paul Veyne, admiten que el Imperio romano era en sí una estructura mafiosa, donde el fraude, la estafa, el robo o la violencia no eran delitos penales; al igual que al no existir estado tal cual lo conocemos ahora, todo lo dominaban los clanes, que estaban bajo la protección de un jefe más fuerte.

Autor: Taiyō Matsumoto
Editorial: ECC Ediciones
Páginas: 624 páginas en B/N
Formato: Tapa blanda con sobrecubierta
Precio: 24,95 €

Sinopsis: Nueva edición flexibook con sobrecubierta. Taiyô Matsumoto nos ofrece una historia dura y violenta, la tiñe de poesía y la llena de personajes inolvidables, creando una fábula moderna tan emotiva como turbadora.

Aun así, el origen popular de la mafia nacería en la región de Sicilia, en Italia, extendiéndose por todo el mundo, dando origen a otras formaciones ilegales como la Bratvá o mafia rusa, la Tríada china o los Yakuza japoneses.

Es en este ambiente lleno de maleantes, delincuentes y mafiosos al que nos traslada Taiyo Matsumoto con su más que sobradamente conocida Tekkonkinkreet, que vuelve a publicar ECC Ediciones en una nueva edición flexibook con sobrecubierta.

En la obra, veremos interactuar a varios personajes del hampa por hacerse con el control de la ciudad y dominar esa jungla de cemento. Ya lo describe el propio título del manga, cuyo origen vendría de la mala pronunciación de un niño de “Tekkin Konkurito” (acero hormigón armado), y es que Matsumoto no engaña.

Tekkonkinkreet es una crónica del hampa de Ciudad Tesoro, cuyo territorio se rifan delincuentes comunes, bandas criminales, la yakuza o la policía. Entre los supervivientes, se encuentran un par de hermanos huérfanos, Negro y Blanco, conocidos como los gatos, que han hecho de la violencia su forma de vida. Negro, el mayor, es un chico de recursos cuya razón de vivir es proteger a Blanco, un niño inocente e imaginativo que inventa canciones y cuya mayor alegría es haber aprendido a contar hasta 10.

Aquí, Matsumoto juega con gran genialidad a la dualidad complementaria. Negro y blanco son el Yin y yang, el cuerpo y el alma funcionando en un conjunto organizado que depende el uno del otro. Así, ni uno es tan frío como parece, ni el otro tan inocente y frágil.

Y es aquí donde radica la profundidad del manga, no solo hace creíble las voces de los niños, si no que crea una personalidad profunda y compleja en cada uno, siendo un mago de la psicología infantil como ya mostró en sus otros mangas.

A esto, le sumamos el despliegue visual de Matsumoto, que juega con el pop-art o el surrealismo al estilo Moebius, al igual que con la perspectiva y la composición de página de una manera excepcional, generando con su trazo suelto un dinamismo de los más interesante.

La estética, el simbolismo, el argumento, estuvo genialmente encaminado para consolidarse como obra de culto, siendo el tiempo quién diera la razón.

El manga ganó el Premio Eisner 2008 a la “Mejor edición de material internacional en Estados Unidos”, pero aquí no quedó la cosa, y bajo la supervisión de Matsumoto se adaptó su historia al anime, consiguiendo premios por doquier como al de mejor película en Mainichi Film Awards (2006), en el resumen anual «Best of» de la revista Artforum del Museo de Arte Moderno de Nueva York (2006) o al de mejor historia original y mejor dirección artística de la Tokyo International Anime Fair (2008). Todo un fenómeno que no deberías dejar escapar.

Podéis adquirir el libro aquí: ECC Ediciones

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.