Type to search

Share

SHADOW OF THE TOMB RAIDER

La aventura de Lara Croft con el reboot toca a su fin. Con esta tercera entrega, titulada Shadow of the Tomb Raider, se cierra un ciclo. A partir de ahora, el futuro de la aventurera más famosa de la historia de los videojuegos queda un poco en el limbo. Desde que Crystal Dynamics se hiciera cargo de volver a lanzar la saga (con el apoyo de Square-Enix), el personaje, que ha pasado por el cómic y el cine con bastante éxito, ha sufrido un lavado de cara que nos devolvía a sus orígenes y nos presentaba una Lara más humana, más tridimensional y veraz que nunca. Un reinicio de la saga que ha cosechado un gran éxito de público y crítica.

Con el apocalipsis maya como telón de fondo y una aventura más abierta, más rolera y más llena de elementos que nunca, Shadow of the Tomb Raider supone el granito de arena de Eidos Montreal en el relevo de la gente de Crystal Dynamics, que andarán muy ocupados con su próximo videojuego sobre Los Vengadores.

Lara Croft ha crecido, y esa es la gran medalla que puede colgarse esta trilogía. Jugando a Shadow of the Tomb Raider terminamos con esta sensación de crecimiento y descubrimiento para encontrarnos con un personaje ya convertido en la Lara que conocíamos: letal y superviviente. La expansión en el árbol de habilidades, en la fabricación de objetos y la cantidad de maneras de acabar con los enemigos, introduciendo como novedad el poder “camuflarse” con algunos elementos del entorno. La Lara más emblemática hace su aparición por fin, aunque el guion ha sufrido un poco la marcha de Rihanna Pratchett como principal cabeza pensante. El escenario elegido es sublime en su diseño artístico, así como los detalles que encontramos en un semimundo abierto, parecido a lo visto en Uncharted 4; y la calidad gráfica a que ha llegado apabulla.

Se ha querido innovar en el sistema de exploración de tumbas, queriendo dotarlas de una mayor necesidad para desbloquear armamento y habilidades que nos van a venir muy bien a lo largo de la aventura, lo que se agradece. Hay detalles que rozan lo magnifico, como poder elegir voces inmersivas, es decir, que las conversaciones random que se suceden a nuestro alrededor se den en su idioma original (algunas, lenguas verdaderamente específicas de una región).

Shadow of the Tomb Raider está lleno de detalles que se agradecen y que hacen que la calidad del título sea indiscutible.

Es complicado hablar de Shadow of the Tomb Raider sin compararlo con Rise of the Tomb Raider, el que en mi opinión es el mejor juego de la saga (y sí, incluyendo los anteriores). La segunda entrega de esta trilogía reboot era prácticamente perfecta, sobre todo en lo tocante al guion, y aquí es donde Eidos Montreal se ha quedado un poco atrás. Los problemas de esta entrega tiene que ver con los diálogos, pobremente escritos y con recursos narrativos más bien escuetos y manidos.

Por otro lado, cerrar la trilogía también supone hacer balance de ella, y aunque la responsabilidad de esto no cae exclusivamente sobre los hombros de Shadow of the Tomb Raider, no se me ocurre mejor momento para tratar el tema. Hemos visto a Lara caer, crecer y convertirse en un icono, y lo cierto es que el valor total de la obra gana todo el peso cuando se analiza en su conjunto. Lo único que he echado de menos es la inclusión de un gran villano; una contraposición a Lara que supusiera un reto a la altura pero, lamentablemente, no se puede decir que lo hayamos tenido. Shadow of the Tomb Raider también intenta suplir esta carencia, pero se queda a medio gas.

La inclusión del sigilo como mecánica más depurada y perfeccionada, y lo vertiginoso de la mayor parte del tramo, que podríamos catalogar en la horquilla de las 25 horas si vas a buen ritmo y exploras casi el total de las tumbas, hacen que esta tercera parte no desluzca el conjunto. En algunas ocasiones, está rozando la excelencia, pero aún la veo demasiado cogida de la mano de Uncharted y de título similares y esforzándose demasiado en no ser comparada. Sin embargo, la saga Tomb Raider es mucho anterior a la saga de Sony, y parecen olvidarse de esto hasta los desarrolladores.

El cierre de la trilogía es satisfactorio a muchos niveles, aunque no perfecto. Es cierto que podemos pedirle más: más profundidad en los personajes, más riesgo en el guion, más trabajo en los diálogos y más identidad; pero la sensación general al completar su nada desdeñable duración es que estamos ante una magnífica obra que supone un buen punto y aparte para la aventurera.

Solo nos queda esperar a lo que el futuro nos depare.

Gráficos
9
Sonido
9
Historia
8.5
Mecánicas
9

Summary

La trilogía de reboot de Shadow of the Tomb Raider se cierra con este capítulo que iguala lo conseguido por sus predecesores, aunque se queda a un par de pasos de cerrar por todo lo alto.

Total Rating

8.9
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.