Type to search

Sex Criminals

Share

Sex Criminals. Tres son multitud

El sexo siempre ha estado presente en la historia de la humanidad, y como tal, no solo se ha mantenido en las sombras de las relaciones sociales, si no que también ha desencadenado grandes acontecimientos que cambiaron el destino.

Podemos hablar de la guerra de Troya, desencadenada por una pasión amorosa; hasta la invasión islámica de España en el 711, cuya leyenda cita que se desencadenó por la venganza del conde Don Julián, porque el rey godo Rodrigo le había violado o seducido a una hija. ¿ Y qué hablar de Cleopatra?.

Autores: Matt Fraction y Chip Zdarsky
Editorial: Astiberri
Páginas: 120
Formato: Tapa dura con ilustraciones a color
Precio: 16€

Sinopsis: Suzie y Jon han robado los archivos de la Policía del Sexo y, junto con Ana, la profesora que también tiene el poder de entrar en otra dimensión cuando llega al orgasmo, rebuscan entre la documentación y dan con un tal Douglas, que debería tener la misma habilidad que ellos. Pero mientras Suzie y Jon salen en su busca hacia Miami, la Policía del Sexo sigue investigando y está dispuesta a todo para dar con Jon…En este tercer volumen de Sex Criminals, la aventura del trío formado por Suzie, Jon y Ana se hace cada vez más trepidante; en él Matt Fraction aprovecha para ahondar en cuestiones que son más tabú o polémicas, como la dominación del binarismo de género, el desconocimiento de la asexualidad o la percepción histórica del clítoris. El guionista afirma que “hay algo intrínsecamente hipócrita en la sociedad norteamericana respecto al sexo […]”

Muchos otros ejemplos se dan donde el sexo fue el motor de cambio de una sociedad, y el cómic, como fenómeno cultural, no podría quedarse lejos de esa influencia. Hay obras de humor erótico al estilo Robert Crumb, que quedaron retratadas en revistas tan prestigiosas como El Víbora. Hay relatos de terror al estilo de Suehiro Maruo, donde se mezcla lo grotesco y el erotismo. Y como no resaltar a Milo Manara, el maestro indiscutible del cómic erótico.

Pero lo más curioso es que Sex Criminals no se clasifica en las etiquetas antes mencionadas. No es un cómic erótico, tiene mucho de acción a la vez que mucho de política, y es cierto que hay sexo por doquier, pero más allá del mero divertimento, Sex Criminals quiere contarnos una moraleja que atraviesa épocas y sociedades.

Todo comenzó cuando Suzie, una bibliotecaria, y Jon, un actor, se reúnen en una fiesta y, después de dormir juntos, descubren que comparten la capacidad de congelar el tiempo cuando tienen un orgasmo. De adolescentes, esa habilidad la usaban para escapar de una vida dura y gris, pero ahora que cada uno conoce el secreto del otro y las circunstancias les presionan, deciden aprovechar ese periodo fuera del tiempo para robar un banco. En ese momento, entra en juego la Policia del Sexo, lo que fuerza a nuestros protagonistas a buscar aliados e improvisar un plan que les llevará hasta este tercer tomo.

Si en el primer volumen de Sex Criminals se hablaba del sexo en nuestra sociedad y en el segundo tocaban temas como la pareja y la sexualidad individual, en este tercer tomo amplían conocimientos, no sin perder en todo momento esos toques de comedia y humor que delatan a la saga. En esta entrega tratan el binarismo de género, la asexualidad y la historia oculta del clítoris, siendo muy interesante toda esa documentación sociológica/psicológica que proporcionan los autores.

Pulsa para ampliar

La recepcíón del cómic no ha podido ser más gratificante. La revista Times Magazine nombró número #1 a Sex Criminals en la categoría de cómic/novela gráfica en 2013. A parte de haber sido aclamado por la crítica y de haberse agotado inmediatamente tras su primer número, también estuvo nominado al Premio Hugo en 2015. Pero la guinda del pastel han sido los premios Eisner y Harvey a la mejor serie de cómic en 2014.

Sobre los autores y las cabezas pensantes detrás de Sex Criminals se encuentran Matt Fraction y Chip Zdarsky. El primero, guionista experimentado, ha participado en varias series de Marvel como El Inmortal Puño de Hierro y Ojo de Halcón. El segundo, dibujante, ha trabajado durante más de diez años en el National Post como columnista e ilustrador.

En resumen, Sex Criminals es un frankenstein en el mundo del cómic, es una aventura atípica con un tratamiento divertido y pedagógico sobre el sexo, a la vez que un drama y un romance. Todo ello mezclado, ha deparado, para sorpresa de muchos, un destino diferente al del monstruo de la novela de Mary Shelley. Esta vez no se le persigue, si no que se le aclama. Además junto al gran trabajo de Astiberri en la edición, se ha conseguido de esta obra un punto de inflexión en la historia del cómic erótico. Habrá que ver que nos deparará el futuro, pero el camino ya está abierto.

Podéis adquirir el libro aquí: Astiberri

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.