Type to search

Share

Outward

He tardado en publicar el análisis de Outward porque este es un juego verdaderamente complejo. Primero, porque es un juego de rol a la antigua, un clásico de estos que parece sacado de la primera hornada de los PC de primeros de los 2000 (también en su apartado gráfico) y uno de esos títulos que tienen que enseñarte cómo se juegan; claro que no a través de tediosos tutoriales (enserio, ya basta con los tutoriales), sino a base de puro juego.

Iniciamos esta aventura con una lección importante: Outward siempre te va a tratar como el último mono. Este es un mundo de fantasía con toques steampunk muy grande, con cantidad de quest que realizar y una horda de enemigos que destacan por un comportamiento muy a lo Souls. Así que no es de extrañar que el juego comience dejándote a la deriva en un mundo desconocido y diciéndote que debes conseguir una cantidad absurda de monedas para pagar las deudas médicas que has contraído por ser el único superviviente de un naufragio. Bienvenido a Outward. 

Fecha de lanzamiento: 26/03/2019
Desarrolladora: Nine Dots Studio
Distribuidora: Koch Media
Disponible en: PS4 / Xbox One / PC
Versión analizada: PS4
Idiomas: Textos en castellano

Pues sí, un reto al estilo RPG clásico de mundo abierto que no destaca por un apartado sonoro o visual demasiado emblemático (de hecho, bastante desfasado), pero cuyas mecánicas absorben a los amantes del género y ponen en jaque al gamer más pintado. De hecho, yo he muerto tantas veces que he llegado a frustrarme, dejarlo de lado, volver a él de forma recurrente, amarlo, odiarlo y, finalmente, asumir que abarcar el mundo completo de Outward es una misión suicida.

En este título hacen aparición todos los elementos que hicieron grandes a otros RPG, mecánicas muy inspiradas en el rol de papel y lápiz. Claro que acostumbrarse al ritmo pausado, de aprendizaje lento, es algo que en la época en que estamos puede desesperar. Lo cierto es que lo comparaba en su dificultad en el combate con la saga Souls, pero solo en lo que a muertes se refiere, pues Outward es muy lento; su combate es pausado, los diálogos con los personajes son largos monólogos que nos introducen a su mundo y su historia (a veces todo un reto por culpa de un texto demasiado pequeño, sin poderlo cambiar) y su exploración da una de cal y otra de arena. Gran parte del mundo del juego está realmente vacío y hay poco o nada que hacer más allá de enfrentarse a bandidos, animales y recoger frutos y plantas.

Las ciudades son lo realmente interesante, donde podremos acceder a misiones secundarias, mejorar nuestras habilidades, comerciar y maravillarte con los diseños que mezclan la fantasía medieval más clásica con los retrofuturismos.

Reconozco que, en primer momento, no sabía muy bien cómo hablar de Outward porque no es un videojuego que pueda recomendar a la ligera. Ni siquiera yo tengo muy claro si me ha gustado tanto como debería, o si lo he jugado correctamente, o si lo he entendido. ¿Seguimos teniendo paciencia para esta clase de juegos? A menudo me encontré durante mi partida deseando que una sencilla flecha me indicara el camino. Claro que luego me acordé del genial Conan Exiles, del que ya os hablamos aquí, y de las sensaciones tan maravillosa que me produjo. Outward da la opción de jugarse en cooperativo local y online, a pantalla dividida, pero solo pude probar esta opción una vez y…bueno, digamos que lo de la pantalla dividida nunca me ha gustado. Creo que la gracia de este titulo, precisamente, es la campaña en solitario, a diferencia de lo que sucedía con Conan. Y es que la historia, sin ser nada del otro mundo, se afana mucho en contarse mediante los métodos más clásicos: texto. He echado en falta algo más de narrativa atrevida, emergente, tan sutil como ocurre con los Souls.

Un mejor acabado técnico, una mejor comprensión de sí mismo y de sus mecánicas hubiera ayudado a que este Outward fuera un juego sublime, una vuelta verdadera a los orígenes del género y no un ejercicio de nostalgia. Pese a lo cual, valoro mucho su independencia creativa, lo arriesgado de algunas de sus ideas y lo generalmente bien conseguida que está la sensación de vernos inmersos en un mundo de RPG a la vieja usanza.

El modo cooperativo, sin embargo, no me ha aportado gran cosa y la pantalla dividida me ha molestado más que otra cosa. Para disfrutar de esta experiencia, lo mejor es perderse en su mundo, pasar por alto las deficiencias gráficas de que se queja y pensar que estamos en los 2000, volviendo a una época en que los juegos de mundo abierto comenzaban y el RPG aún dominaba el mercado como la mejor manera de contar historias a través del videojuego. Eso sí, paciencia y buena letra, no va a ser un camino de rositas.

 

Gráficos
6
Sonido
6
Historia
7
Mecánicas
8.5

Summary

Outward se queda a medio camino entre la excelencia y la mediocridad; un videojuego muy interesante a nivel de mecánicas, pero que sufre graves fallas en lo técnico y narrativo que lastran un título no apto para todos los paladares.

Total Rating

6.9
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.