Type to search

Share

COLUMNA GAMER EN EL E3 

Sabemos que somos un medio pequeño. Una web montada por amigos que, aunque profesionales del ramo y entendidos del mundillo, no tiene detrás una infraestructura tan grande como los otros medios que reinan en España. Si nos lees, será porque te aportamos algo diferente, y te lo agradecemos infinitamente, querido lector.

Como tú, nosotros también estábamos deseando que llegara el E3. No hemos ido a Los Ángeles a verlo (ojalá) y no hemos podido hacer un streaming. Hemos visto las conferencias igual que tú: a través del canal oficial de Twitch y con mucha ilusión. Y como ya habrás leído y visto todo lo que haya que ver y leer; y aunque sabemos que no vamos a descubrir nada nuevo, queremos compartir con nuestros lectores lo que ha sido, para nosotros, este E3 2018. El premio de Columna Gamer. Y esperamos que lo hayas disfrutado tanto como nosotros.

Estábamos esperando que llegaran nuestros títulos favoritos (Fallout 76, Death Stranding, The Last of Us Part II, Pokémon, Assassin’s Creed…) y ante hubo que pasar por la conferencia de EA. Preparamos la cena, la pantalla y estuvimos atentos a la tertulia en Twitch y por fin llegó la hora. La conferencia de EA nos dejó pocas (o ninguna) sorpresa y nos hizo pensar que este E3 empezaba mal. UnRavel Two (que fue lanzado en el mismo momento en que terminó la presentación) nos gustó mucho, así como lo que pudimos ver de Anthem, aunque choca ver a BioWare dando tantos tumbos de un lado a otro después de Mass Effect Andromeda. Aunque promete, algo nos escama de este juego que parece más un clon de Destiny que otra cosa. Se nos acumulaba el hartazgo y ni Battlefield V, aunque con una espectacular puesta en escena, nos daba tregua. Lo mejor de la conferencia, los EA Originals; una magnífica idea de acercar los indies a las grandes empresas que, sea quien sea el responsable, hay que aplaudir.

La cosa siguió al día siguiente, frescos como una lechuga, con Microsoft. Aquí siempre tenemos una de cal y otra de arena: ha habido años en que Microsoft se ha llevado el E3 de calle, aunque la norma en los últimos años venía siendo una bochornosa actuación. Para cerrar todas las bocas, empezando por esa boca ficticia de Columna Gamer, la compañía responsable de Xbox se sacó de la manga una ráfaga de títulos y world premieres que nos dejaron atontados. Entre lo que más nos gustó: The Awesome Adventure of Captain Spirit, ese maravilla de Dontnod, creadores de Life is Strange y del reciente Vampyr del que os hablamos hace poco aquí; un spin-off gratuito en el universo de Life is Strange, disponible a partir del 26 de Junio en todas las plataformas. También nos quedamos con el esperado anuncio de Devil May Cry 5, aunque su trailer no nos impactó demasiado; con Halo Infinite, Gears 5 Gears POP!, The Division 2 y Metro Exodus.Pero, sin duda, el gran momento fue cuando aparece por sorpresa Cyberpunk 2077 con un extenso video que nos hizo la boca agua. También se dejó caer Todd Howard y nos lanzó un trailer de Fallout 76. Quedarían muchas sorpresas para esa noche, pero ya se nos iba haciendo la boca agua. Y, para rematar, la alianza entre From Software Activision para brindar al mundo Sekiro: Shadows Die Twice; lo nuevo de los creadores de Dark Souls y dirigido, una vez más, por Hidetaka Miyazaki. Un anuncio que nos rompió en dos.

Microsoft dio una conferencia excelente, de eso no hay duda. Se llevó de calle algunos importantes (e incomprensibles) movimiento, como aliarse en exclusiva con Ninja Theory, creadores del más que notable Hellblade Senua’s Sacrifice; pero no podemos evitar pensar que fue una Microsoft que, a golpe de talonario, se llevó el gato al agua con muchas premierespero poco exclusivo. Prácticamente, ninguno. Da la sensación de que Microsoft haya dejado de lado la guerra de consolas con Sony y Nintendo, y quién sabe si es el mejor movimiento. Aunque parece que, de momento, apostarlo todo al crossplay entre PC y consola le funciona.

Tras la conferencia de la gigantesca X, tocaba el turno, ya bien entrada la madrugada en España, de Bethesda. Una conferencia la suya que nos ha dejado con un sabor agridulce: por un lado, todo lo visto en Fallout 76 nos ha encantado. Está bastante claro que Bethesda escucha a su comunidad, y las críticas que le llovieron a Fallout 4 por su falta de evolución. Fallout 76 innova en todo: nuevos gráficos, nuevo mapa, nueva historia y nuevo sistema de juego. Esta vez, apostando por el multijugador. Y es que podremos jugar a Fallout 76 solos o acompañados hasta por 4 compañeros. Además del interesante sistema de bombardeo del mapa al descubrir los códigos de lanzamiento de las armas nucleares, y poder explorar más tarde esos mismos lugares para apreciar los cambios y descubrir nuevos secretos. Un gran anuncio, sin duda. También se anunció la llegada de Fallout Shelter a Nintendo Switch desde el mismo momento en que terminara la conferencia; y por si todo esto fuera poco, un DLC de Prey, también disponible inmediatamente. Nuestro momento agridulce de la conferencia, curiosamente, se dio en los respectivo a la nueva IP, Starfield, cuyo teaser trailer parecía una broma. Nada que nos de un mínimo indicio de qué podría ser. Es decir, se nos mostró un cartel. Del mismo modo que se nos mostró un cartel de The Elders Scrolls VI. Ni siquiera un título: un cartel que venía a decir “estamos trabajando en ello”. Yo os lo resumo: fecha de entrega 2020. Y si acaso. La confirmación de que estáis trabajando en algo no es una sorpresa, Bethesda: ya sabemos que vais a seguir con esa saga, pues es la gallina de los huevos de oro. Un vídeo humorístico nos recordaba las muchas veces que habían vendido Skyrim; incluso se anunció un The Elders Scrolls para móviles (con el título Blades). Es un secreto a voces que trabajais en la sexta entrega, así que si vais a anunciarla, enseñad algo. O revelad el título, al menos.

Curiosamente, la conferencia a la que más ganas teníamos, fue la más decepcionante. Square Enix lanzó una serie de trailer con poca gracia y aún menos sorpresas que terminó en apenas media hora. Ni siquiera se le puede llamar “conferencia”. ¿Qué ha pasado, Square? La promesa de una nueva IP, de la que vimos más bien poco, Babylon’s Fall, la aparición de un monstruo de Monster Hunter World en Final Fantasy XIV, un nuevo gameplay de Shadow of the Tomb Raider y el esperado Dragon Quest XI…pero nada más. Ni siquiera unas palabras de aliento; ni siquiera un chiste mal contado. Una “conferencia” muy por debajo de la marca Square Enix y E3.

Ubisoft también sacó pecho con un extenso gameplay de Assassin’s Creed Odyssey, que suena muy parecido a lo visto en Origins y eso no nos podría poner más contentos. El sorprendente Starlink, al que le tenemos muchas ganas y cuyo anuncio también para Nintendo Switch nos despertó una sonrisa. Pero sin duda, los dos ganadores de la conferencia para nosotros fueron el gameplay de Skull & Bones y lo visto de Beyond God and Evil 2, mucho más grande y ambicioso de lo que nos hubiéramos esperado. Ubisoft sabe lo que se hace y decepciona pocas veces; atrás quedaron los años de lanzamientos apresurados y sin pulir. Esta es la Ubisoft que queremos y respetamos.

Y nos saltamos una, la de PC Gaming, que no pudimos ver. Aunque una corresponsal nos estuvo narrando al detalle lo que se iba anunciando, entre la masa de título a destacar el primer trailer gameplay de Overkill’s The Walking Dead y un nuevo teaser de ese santo grial del videojuego al que llaman Star Citizen. Y nos tuvimos que saltar esta porque íbamos de camino a la fiesta que dio Playstation España en Madrid; concretamente en la discoteca Medias Puri, desde donde se pudo seguir en directo la conferencia de Sony.

Una conferencia plagada de gameplays; empezando por el de The Last of Us Part II, que arrancaba con ese beso de Ellie y que seguía con un gameplay que parecía venir del futuro. El juego de Naughty Dog luce realmente espectacular y se movía con soltura. El diseño y el control de Ellie en combate nos dejaron a cuadros, una sensación que se repetiría con el gameplay de Ghost of Tsushima, de Sucker Punch, cuyos gráficos hicieron que se nos cayeran las mandíbulas al suelo. Una misión en la que el guerrero samurai al que controlaremos se enfrentaba a una incursión y rescate. Tras esto, anuncio tras anuncio a un ritmo demasiado lento quizás. Se anunció Control, de Remedy; se pudo ver en movimiento Resident Evil 2 (con fecha de lanzamiento, 25 de Enero), se anunció con cartel NiOh 2, un nuevo trailer de Kingdom Hearts III en el mundo de Piratas del Caribe (con notorio apartado gráfico) y se desveló (¡por fin!) un pequeño trailer con gameplay del misterioso Death Stranding, lo nuevo de Hideo Kojima. Estamos que nos lo jugamos encima. Terminaba la conferencia con un trailer gameplay del inminente Spiderman de Insomniac y con el anuncio de From Software, una vez más, pasándose a la VR con Déraciné. La de Sony fue una conferencia escueta, sin apenas sorpresas y demasiado lenta de ritmo, aunque con un contenido más que notable.

Y, para terminar este E3, nos quedaba el Nintendo Direct. Estábamos deseando un gameplay extenso de Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee y el anuncio de un nuevo Pokémon RPG al estilo Zelda que nos dejara rotos en la silla. Pero no. Entre la sarta de videojuegos que llegarán a la híbrida y que se presentaron todos a mogollón en apenas unos minutos, la conferencia derivó en hablar durante más de media hora y exclusivamente de Super Smash Bros Ultimate. Esta vez, con todos los personajes de ediciones anteriores que se irán añadiendo de forma gratuita a lo largo de la vida del juego. Y sí, el juego tiene una pinta increíble, pero Nintendo se pasó tres pueblos hablando solo de esto y pasando por encima de otros geniales títulos. Y por si fuera poco, ni una sola mención a Nintendo Labo. Firmando lo que para nosotros ha sido uno de los peores Nintendo Direct de la compañía.

Y así llegamos al final de este E3, que no ha llegado a los niveles épicos de ediciones anteriores, aunque tampoco ha sido tan soso como el del año pasado. Baticinamos que hasta que no se presenten nuevas consolas, el E3 va a dar coletazos irregulares, pues nos encontramos al final del ciclo de vida de las consolas, y los desarrolladores ya están pensando en las nuevas tecnologías y en el futuro. Pasa siempre que asistimos a los últimos años de vida de una consola, que nadie se preocupe. Aún nos quedan grandes títulos que disfrutar y muchos E3 por delante. Desde Columna Gamer nos atrevemos a daros un consejo: el E3, como los videojuegos, siempre se disfruta mejor en la compañía de amigos.

¡Nos leemos!

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.