Type to search

Share

Metro Exodus

Lo primero que leemos al abrir Metro 2033, el libro de Dmitry Glukhovsky en que se basa el primer título de esta conocida saga y, así mismo, el autor del guion, es el nombre de Artyom. No es casualidad que sea lo mismo lo que vemos al abrir Metro 2035, el final de la trilogía y el título en que se basa Metro Exodus. La saga Metro nos narra la lucha por la supervivencia del pueblo de Moscú tras un apocalipsis nuclear; una saga que ha sabido salta del papel al píxel y que ha contado con el creador para dar forma a sus títulos: Metro 2033, Metro Last Light y el reciente Metro Exodus. Quizás, junto a The Witcher, la mejor adaptación de una saga literaria al medio.

En esta tercera entrega, Artyom está listo para salir del metro, donde la red de túneles han servido durante años para que los hombres se escondan. Salir en busca de la luz, de la esperanza, del éxodo.

Fecha de lanzamiento: 15/02/2019
Desarrolladora: 4A Games
Distribuidora: Deep Silver
Disponible en: PS4 / Xbox One / PC
Versión analizada: PS4
Idiomas: Voces textos en castellano
Precio de lanzamiento: 69,99 €

Esta vez, la saga da un paso hacia delante y se adentra en las mecánicas que la natural evolución del medio estaban reclamando: mundo abierto, exploración, toma de decisiones…en definitiva, lo mismo que busca Artyom con tanto ahínco: libertad. Son tantas las cosas que han cambiado en Metro Exodus, en comparación con sus dos anteriores entregas, que podríamos enumerar un gran lista de añadidos, pero esto no diría gran cosa sobre el juego en sí. Ahora, el sistema “pasillero” da la mano a un compendio de pequeños sandbox que iremos explorando con la excusa de viajar en tren, en busca de la libertad. Y aunque la saga Metro siempre se haya prestado a coquetear con el rpg, en esta tercera, y quien sabe si última, entrega lo hace más abiertamente que nunca, pero consigue no perder sus raíces: estamos ante un juego de acción, un fps, pero fuertemente marcado por la supervivencia y la narrativa.

Fotograma de la película Stalker, de Andréi Tarkovsky.

Y es, precisamente, en el diseño de estos escenarios, estos pequeños mundos abiertos, y las posibilidades que nos brindan, las historias, los enfrentamientos, el diseño artístico y la fauna, donde el juego denota elegancia y estilo. No juega a lo clásico, como ya hablamos que hacían otros juegos que comparten temática como Fallout 76. Este juego tiene su propio estilo, que sale directamente de la pluma del autor, y mezcla la podredumbre con la belleza; el estilo con la ruina, la luz con la sombra, con reminiscencias al cine de Tarkovski y a la saga hermana a la que le debe bastante: S.T.A.L.K.E.R.

Metro Exodus es una road movie apocalíptica llena de sorpresas.

 

Y es que con la premisa del viaje en tren, el juego ha ganado enteros. En cada uno de los destinos que iremos dejando atrás nos encontraremos con historias, curiosidades, fauna, flora y enemigos y aliados diferentes. Artyom es un testigo callado de la narración, cosa que a veces funciona bien y a veces no, sobre todo en lo que tiene que ver con intentar construir una relación veraz con su mujer. Un marido que no habla, poca cosa puede aportar.

El caso es que exploración y acción se han visto más unidos que nunca: la saga ha sabido evolucionar, sin necesidad de reciclarse, simplemente avanzando hacia donde tenía que avanzar, sabiendo dar sus pasos, aunque no exenta de algunos errores.

 

En este sentido, lo mejor que se ha logrado es la sensación de angustia, adrenalina y casi terror. Nos podemos encontrar de todo caminando por este Rusia postnuclear: historias, misterios, peligros y acción, mucha acción, porque Metro Exodus no se olvida que nació como un fps. Los elementos de supervivencia se cuentan por granos de arena, pero surten efecto: tendremos que reparar y mejorar equipo, elegir el mejor momento para atacar aprovechando los ciclos de día y noche; el comportamiento del escenario y de los enemigos variará según las condiciones que nos rodean y la propia narrativa irá surgiendo según nuestro comportamiento, lo que dota al título de una alta rejugabilidad.

Para aderezar todo este conjunto, el apartado gráfico y sonoro ha sacado músculo para encontrarse a la altura de las circunstancias. Hablaba antes de la influencia del cine de vanguardia ruso para el diseño del juego, y es que este mismo diseño se puede atisbar en el libro: el motor gráfico es capaz, gracias a limitar el escenario a mini sandbox y no a un mundo totalmente abierto, de crear verdaderas maravillas visuales. El entorno, sobre todo cuando vemos cosas como tormentas o amaneceres, se siente vivo y vibrante, y el diseño de los escenarios, con abundancia de edificios derruidos pero no de estilo genérico o poco trabajado, cumple con la función de crear una atmósfera a un tiempo desoladora pero también colorida y con cierta luz al final del túnel. También, el juego viene en múltiples idiomas, incluido el ruso, y con las voces en castellano en un doblaje bastante bueno.

 

A estas alturas no voy a negar que soy un fanboy de la saga, tanto de videojuegos como de libros, y aunque la objetividad debiera mover todo análisis, debemos aceptar que somos humanos y que cuando algo gusta, gusta mucho al margen de otras razones. A fin de cuentas, la opinión y el análisis tienen unas fronteras muy difusas. Quizás alguien pueda sacarle más fallos o carencias a Metro Exodus, pero yo he vivido un fps que sabe hacer bien las cosas, dentro de su saga y dentro de su género. La atmósfera que crea, las opciones que ofrece, la historia que construye y las horas y horas de tensión, adrenalina y diversión que ofrece le merecen una buena nota.

Pero, por encima de todo, quisiera poner el foco final en un apartado: estamos en un momento, curioso, en que abundan los remakes y los capítulos finales. Lo hemos visto con sagas como Kingdom Hearts y con desarrolladores míticos como Fumito Ueda, y es fácil decepcionar al llegar al final del camino, pues pocos sobreviven al hype. Como ya comentara con Red Dead Redemption 2 en El País, es importante tomarse su tiempo para hacer las cosas bien. Tengo la impresión de que el equipo tras Metro Exodus conoce muy bien su producto y sabe hasta dónde puede llegar, y eso le da un cariz de honestidad a una saga que comenzó de forma ambiciosa pero que ha sabido mantenerse, crecer y dar los pasos debidos para llegar a ofrecer un gran título como esta tercera entrega. ¡Camaradas, el metro no es la última frontera!

Gráficos
9
Sonido
9
Historia
9
Mecánicas
8

Summary

Metro Exodus supone una espléndida tercera parte, una evolución lógica de la saga y un gran juego de supervivencia y acción. Se nota la implicación del autor de los libros y se nota que 4A Games ha hecho las cosas con calma, escuchando a la comunidad.

Total Rating

8.8
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.