Type to search

Tags: , ,

Manhua: donde el manga pierde el nombre

Share

Manhua: donde el manga pierde el nombre.漫畫/漫画 (Parte 2)

Antes de Lanzarte a leer el artículo…

Si no has leído el articulo que realizamos sobre el Manhwa te recomiendo que te pases por él en el link Manhwa: donde el manga pierde el nombre

Que nuestra mirada se posa normalmente en oriente es algo cada vez más normal. El incremento de la búsqueda del arte del país del sol naciente ha hecho que muy a menudo mezclemos las tradiciones y mitologías que normalmente atribuimos a Japón con las de otras culturas tan antiguas como la nipona.
En otro artículo ya nos referimos a la brecha que está apareciendo dentro del manga con el lanzamiento de otras viñetas de distinta nacionalidad. Si bien la primera vez habíamos fijado nuestros ojos en Corea, hoy le toca el turno a las maravillas del heredero de los reinos enfrentados: China.

Si el manhwa era la bandera de Corea, el manhua es el auténtico manga chino. A diferencia de su primo coreano, que sí que había tenido un pasado similar al de viñetas que se remonta a la primera década del siglo XX, el manhua comenzó a cobrar fuerza gracias a la revolución cultural (años 60-70 desde un punto de vista tradicional). Esto es algo que le ha dotado de una peculiaridad por su labor propagandística que lo asemeja no solo al manga sino al fenómeno del cómic americano (a fin de cuentas Superman era solo una forma de enfrentarse al crack del 29).

Todo esto ha conferido al cómic chino una serie de características específicas que vamos a explicar a continuación.

Lo primero es su dibujo. Un estilo que se contrapone entre el formato webtoon, que domina la mayor parte de los desarrollos de los personajes y diseño básicos de concepto, junto con un fondo basado en los tres estilos básicos de pintura tradicional china: tinta negra (水墨 Shui Mo), de trazo rápido o de solo un trazo (寫意 Xié Yì) y en menor medida la pintura detallista y colorida (工筆 Gong Bi). Esto quiere decir que es fácil encontrar en los manhua más clásicos un contraste muy brusco entre paisaje y personajes y que en muchos casos va a dar resultados muy distintos.  No me malinterpretéis, una de las consecuencias de esta tradición estética es que rara vez nos vayamos a encontrar fondos tan fotorealistas como los de muchos mangas (donde directamente se llega a photoshopear una fotografía real para ahorrar tiempo de producción)  pero difícilmente nos encontraremos un paisaje que no tenga el atractivo de una acuarela.

A esto se suma el dilema de composición tradicional y moderna que vive China. Al igual que le ocurre a Japón, la sociedad China ha abandonado el fervor religioso pero, curiosamente, la religión y la mitología está muy presente en su día a día. Además se trata de un estética muy peculiar en el caso chino que solo tendrá un símil cercano en la India. Los seres fantásticos de múltiples brazos y las variedades de dragón son de lo más normal en las representaciones.  A esto hay que sumarle un historia tradicional muy movida (oleadas de invasiones constantes, influencia de mongoles, pueblos estaparios, contrastes de riqueza, periodos de unión y de Imperio, la revolución comunista…).Por ello no es de extrañar que incluso los japoneses hayan decidido apropiarse muy a menudo de la estética china (solo hay que ver Dragon Ball o el propio Kingdom).

Uno de los ejemplo más claros de la representación es el uso de las artes marciales mucho más distribuidas en el país del habla mandarín que en el mundo japonés. El concepto del kung fu ha llevado a deportes que se han popularizado como el wushu (un deporte nacido de la representación teatral del arte marcial) y esto se ha reflejado en casi todas las peleas. La muestra más clara es cualquier ejemplo de pelea coreografiada o dulian (cualquier búsqueda en YouTube te dejará patidifuso). Todo esto se ha imitado en multitud de estilos de manga pero realmente las adaptaciones eran muy pobres, después de todo es fácil cometer errores cuando realizas una apropiación cultural.

Es por todo ello que con la llegada con fuerza del manhua, especialmente a partir del 2000, nos encontramos con figuras y combates más construidos, entornos que nos resultan exóticos y diseños y vestimentas muy variopintos. A esto hay que unirle una realidad: a diferencia de los productos de Corea y Japón, el manhua ha pretendido mantenerse fiel a su cultura (también por tendencia política) y eso implica narrar a la oriental. ¿Qué quiere decir esto?

  • Las historias pueden no ser lineales. Es decir pueden comerse fragmentos que dejan al lector para que los compongan o suelen utilizar mucha información cultural (a veces algunos manhua serán difíciles de entender si no estamos embebidos de la cultura)
  • Los personajes se definen mucho más visualmente que con sus palabras. La expresión corporal y las medidas de distancia se reflejan en las propias viñetas y dan mucha más información de ellos que con solo su forma de hablar.
  • No busques el final feliz. La tragedia es algo bastante común en muchos casos y es posible encontrarnos historias que no tienen conclusión directa. El final abierto puede ser muy abrupto y desesperante para los que no estamos tan familiarizado con esta construcción.

Por todo esto hay que entender que la peculiaridad del manhua es precisamente su origen y juega en su favor su menor divulgación (aunque está empezando a comerle terreno al manga y está creando formatos más “occidentalizados” cada vez).

Si no has leído todavía un manhua, y tras leer esto te apetece probar con alguno, te dejamos esta pequeña lista:

LOS RECOMENDADOS

Journey to the West (Zheng Jian He)

Si lees manga muy probablemente conozcas de sobra la historia de Dragon Ball. Si esa curiosidad te ha llevado a un poco más habrás descubierto el clásico chino “Viaje al Oeste”. Sin mencionar lo más que recomendable que es esta obra de viaje interior y aprendizaje, desde hace relativamente poco Zheng Jian He ha realizado un spin off de esta maravillosa oda oriental.
A nivel argumental la historia es una maravilla de obra de aventuras fantásticas, la única pega es que te pide estar familiarizado para entender la profundidad de los personajes (dioses, mortales y demonios). En ella se vuelve a repetir el viaje al oeste por segunda vez para salvar la Sutra donde poco a poco nos irán apareciendo todos los protagonistas de la obra clásica más un demonio lobo que nos hará de protagonista y conector de personajes. El dibujo es una auténtica maravilla de color y sombreado y presenta muchísimos paisajes al más puro estilo Gong Bi que dan ganas de enmarcarlos. En general no tiene desperdicio en ningún sentido.


Si por algún casual te da pereza leer una historia que este en proceso siempre puedes pasarte por otro trabajo del autor. No lo consideró tan redondo pero sí que tiene muchísimas maravillas: Feng Shen Ji (The legend and the Hero)

Tales of Demons and Gods

Esta obra en proceso está arrasando en popularidad al más puro estilo shonen. El argumento se basa en un personaje (Nie Li) en un entorno mágico con estética China. El punto neurálgico es una ciudad (Glory city) que sobrevive a una serie de bestias salvajes que tienen dominado el territorio. Esto lo hace mediante un sistema  de educación a lo escuela Hogwarts de artes marciales y magia mediante la asimilación de algún ser demoníaco en el cuerpo (un espiritista).

La historia estilo webtoon no tiene un dibujo que lo haga sobresalir de la media, buenas líneas de trazado y color no excesivamente saturado. No obstante esta obra es más que recomendable por su argumento.

La historia parte de una novela en la que el apocalipsis de las bestias ha llegado y la ciudad ha caído obligando a Nie Li desde adolescente a crecer entrenándose hasta los niveles más elevados (medidos con los metales preciosos en su nombre: broce, plata, oro, oro negro y legendario). A pesar de todo esto, el manga comienza con el final de la novela y un Nie Li a punto de ser asesinado por un grupo de bestias tras haber perdido a todos sus seres queridos. Es en el último instante de vida cuando su esencia es transportada al pasado dentro de su cuerpo de niño. De esta forma se sitúa antes de toda catástrofe en un cuerpo infantil pero con el conocimiento de un adulto (y del futuro). Esto le da un juego a la historia brutal que permite ampliar las posibilidades y nos muestra el ingenio del personaje. Muy recomendable y fácil de leer.

The Kings Avatar (Quan Zhi Gao Shou)

Se trata de una obra estilo webtoon suavizado en blanco y negro. Precisamente ha saltado hace muy poquito al anime por lo que para muchos será más conocida.

A nivel visual el manhua construye sus viñetas sobre los personajes y deja muy poco espacio para los fondos y detalles. Los personajes son de diseños sencillos (muy al estilo Sword Art Online) y no nos van a llamar la atención en su estética.

El argumento sigue unos patrones muy similares a los de Log Horizon o Hack pero pudiendo aplicarse a la realidad. La historia de Ye Xiu es la de un antiguo jugador de un MMORPG llamado Glory cuyo principal punto fuerte es ser el mejor estratega de todos los jugadores, bajo el seudónimo de Lord Grim, y que por circunstancia abandona el juego durante diez años. La historia comienza con él retomando el juego y enfrentándose al sistema de E-sports de nuevo.

Heroes of the Spring and Autumn

Si a Tales of demons and gods lo recomendaríamos por su historia sobre el dibujo, el caso de esta obra de la mente de Tony Wong (Huang Yu Lang) y las manos de Fuk-lung Khoo es una maravilla visual cuyo guion es menos cercano a nuestra forma de narrar de lo que es su impacto visual.

El dibujo tiene un buen juego de colores que recuerda al de una acuarela con degradados y un estudio de luz y del detalle que te hacen pensar en las horas que le habrá costado a su autor. En general, la estética te lleva constantemente de la mano y no es raro quedarse viendo alguna escena sin apenas prestar atención al texto. Esto mezclado con el diseño de personajes que recuerda ligeramente a Hokuto no Ken y le da un toque que parece coquetear con el estilo del Seinen.

El único problema real que tenemos como occidentales para acercarnos a esta obra es precisamente su formato para ser contada. La historia es bastante simple, tomando el periodo de los Reinos enfrentados de China al estilo mágico tenemos al príncipe de Quin que parte para conseguir su centésima victoria (asesinar a un rey enemigo) y volver victorioso a casa donde podrá desposarse y tomar el trono. Se trata de una historia al más puro estilo de la Ilíada, pero hay que entender que el mundo oriental no narra todo de manera lineal y su forma de contar las historias puede romper el argumento para que seas tú el que una los cabos. Si estás dispuesto a trabajar con la cabeza esta obra es más que recomendable.

De la misma forma el autor intelectual tiene un gran número de obras que coquetean con el formato histórico, Ye Ming Fa (Hero) es un ejemplo de este este estilo que personalmente me tiene enamorado.

The Lawless (Tie Jiang Zong Heng)

También es otra obra de Fuk-lung Khoo (ya había comentado que adoro su dibujo). Se trata de una historia cerrada y a mi manera de ver mucho más cercana a nuestra forma de narrativa occidental.

El dibujo aquí parece desatado a su máximo esplendor. El entorno bélico de la historia y la falta de censura en las escenas (por sádicas que estas sean) están llevados con una sutileza bestial.

La trama sigue la premisa de dos personajes principales. El primero Chi Wu, un poderoso guerrero que hará la labor de antagonista al dejarse atrapar por el emperador para localizar a un preso en busca de una información concreta. Por otro lado el protagonista por el que se da nombre al manhua, Tie Zong Heng que tras sospechar de esta conveniente captura decide volver en búsqueda de Chi wu. La historia tiene personajes sólidos con personalidades bien construidas que te describen cómo son mediante sus gestos, sin necesidad de tener que justificar todo de manera escrita (parece que esto se está perdiendo en los últimos géneros del manga actual)

19 Days

Esta historia publicada en formato webtoon tiene un origen curioso y es ciertamente recomendable por su peculiaridad narrativa más que por su dibujo.

El manhua 19 Days fue lanzado como un compendio de 19 historia de autores diferentes que os recomiendo especialmente y que le dio fama en concreto a una de ellas: One day, del autor Old Xian. Esta historia que solo se presentó como one shot terminó evolucionando en la web del autor a otra bajo el mismo nombre de 19 days en la que se desarrollaba la historia de amor entre dos amigos (yaoi). La historia y el dibujo en si no tienen grandes luces (incluso más de un fallo asoma en los primeros capítulos), pero es vital que apreciemos que este tipo de historia lanzada desde China donde la homosexualidad era ilegal hasta 1991 y dejó de ser enfermedad mental en 2001 implica un gran salto en el cambio de temática narrativa. Tal vez por su visión particular es por lo que lo dejo en esta lista.

En la misma línea de composición aunque poco más cuidado en su planteamiento se encuentra: Tamen De Gushi. Una historia estilo Yuri que también aprovecha el formato webtoon; es una historia de amistad que cruza la frontera de los sentimientos.

 

Star Martial God Technique

Adaptado desde un formato de novela (últimamente esto es la tónica general) Mad Snail ha presentado un webtoon de publicación periódica con una calidad bastante limpia que esta cogiendo mucha fama.

La trama gira entorno a un aprendiz que pretende escalar la torre de Dios para alcanzar la inmortalidad. La torre posee doce senderos pero todos ellos parecen no tener fin. De aquí que nuestro protagonista va a ser uno de estos personajes que se introducirá en el místico camino de iniciar una ruta que le cambiará para siempre.

La estética del cómic en general deja una calidad decente y bien definidos los movimientos y acciones, la lectura es ágil y se percibe una buena planificación en la disposición de viñetas. No obstante el dibujo adolece en algunas partes de calidad de trazo y parece apresurado, como si al autor no le hubiese dado tiempo. En cierto sentido es una especie de primo mayor de la que obra Tales of demons and gods.

 

Y si te quedas con ganas de más…

Estos son solo algunos de los muchos manhua que puedes encontrar. Si se te hacen poco siempre puedes ojear Doupo Cangqiong, Soul Land, Kuang Shen, Spirit blade mountain (que tiene versión anime), Sealed Divine Throne, The Mythical Realm, Panlong… ¡La lista solo acaba si no estás dispuesto a leer!

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.