Type to search

Tags: ,

Las divinas Divas de Diván de Pacheco

Share

Divas de Diván

¿Qué ocurre cuando creamos un grupo social tan ridículo que no parece tener cabida en nuestra sociedad? Muy a menudo observamos en la televisión personajes que parecen salidos de un cuento de hadas, de un ovni o de cualquier elemento que les permite vivir en un mundo perfumado. Es precisamente en estos entes en los que se fija Divas de Diván.

“¡Menuda ocurrencia! Se supone que las divas cantamos, actuamos, somos seres de luz que derrochamos talento, porque tuvimos la suerte de nacer así. Y sí, de acuerdo, circunstancialmente tenemos divanes. ¿Dónde se supone que íbamos a poder descansar un poco si no? ¿En una silla?”

Autores: .Carmen Pacheco y Laura Pacheco
Editorial: Astiberri
Páginas: 128
Formato: Tapa dura (Cartoné)
Precio inicial: 20€

Sinopsis: Las divas de diván no se dedican a escribir libros. Ser una diva de diván es una ocupación a tiempo completo, un estilo de vida, requiere un compromiso total con la actividad (o más bien, inactividad) y no deja tiempo para teorizar sobre ello. En un primer momento se acordó que Divas de diván fuera escrito por un grupo de mayordomos. No funcionó. Por alguna razón, las divas de diván nunca aprueban del todo lo que hacen los demás. Así que, ayudadas por las hermanas Laura y Carmen Pacheco (unas meras servidoras), y haciendo un enorme e inusual esfuerzo, son las propias protagonistas las que explican en este libro en qué consiste ser una diva y por qué todo el mundo acaba rindiéndose a ellas.

La de Pacheco y Pacheco (Carmen y Laura) es la historia de una sátira a un hito que solo nos encontramos en los “Callejeros” de la Moraleja. Divas de Diván responde a la premisa de presentar una serie de mujeres nacidas en un mundo entre algodones que se muestran incomprendidas en esta sociedad actual. Algo curioso como concepto que las autoras no terminan de sacar todo el jugo.

La obra se divide en seis capítulos cada uno introducido por una diva diferente. A lo largo de cada capítulo se van intercambiando las temáticas más importantes del mundo de estás ricas de la bohemia. Charlas sobre moda, belleza o que lleva en el bolso una diva se reflejan con un nivel de sorna elevado.

En este contenido, la presentación y entrada en escena sí que es interesante en el primer capítulo, pero luego la mera repetición del mismo gag hace que pierda impulso (tal vez solamente salvada por el momento mayordomo transcriptor). El libro en sí contiene las viñetas a un ritmo de una escena por página, algo que se hace poco y que es tal vez el principal motivo de la crítica (especialmente con el precio de venta: 20 euros). Aunque siendo sincero este sería el único punto de ataque que se le puede hacer a la obra (la relación precio y tiempo de entretenimiento).

Divas de Diván presenta de forma fresca varios perfiles de personaje que sí que reflejan algunos aspectos más pintorescos de estos seres sociomitológicos. Aunque no me considero un “target” de esta obra (en el más puro sentido de marketing editorial), sí que he podido disfrutar de sus páginas y esbozar más de una sonrisilla. Esto se debe a que los chistes funcionan con un motor básico: ridiculiza a través de otro y exagera los rasgos de la gente común. Más de una vez he visto a una diva que tenía alguna manía propia o de alguien de mi entorno (en concreto las viñetas de la Diva romántica al más puro estilo de Poe me han parecido algo sublime).

Los comentarios de los personajes, los gestos o las simples viñetas de conducta aportan algo de frescura según circulan las páginas. Esto unido a la introducción textual de cada capítulo nos pone en disposición de conocimiento de los “suplicios” de esta turba de señoras bien avenidas.

Uno de los puntos fuertes de su parte cómica es que la crítica se centra en un salto cronológico. La mayor parte de las divas que aparecen en la historia son más cercanas a los años 20 que a la actualidad. Algo que permite que la burla y el tono de humor no hiera ninguna sensibilidad (por menos habrá denunciado más de una). Esto se alterna con juego de perfiles de divas circulantes que se repiten en las viñetas, lo que hace que estés familiarizado con la diva prototipo de turno al pasar de una página a otra.

A nivel físico, el material de factura es algo que está muy cuidado por la editorial Astiberri y se puede apreciar fácilmente en la tapa dura, el juego con los dorados y el diseño de portada. El papel no tiene saturación de tinta y garantiza buena conservación algo que seguramente sea el principal motivo del encarecimiento del producto.

En cualquier caso el producto sigue pareciendo un trabajo inconcluso por su brevedad y la tipología del discurso interno. Aunque su estética es única, las pulsaciones que moverán al lector seguramente serán menores a pesar del género cómico y muy probablemente no favorezcan una relectura (principal motor de las novelas gráficas y cómics). Por este motivo y a pesar de sus bondades, no sería una compra 100% recomendable.

Podéis adquirirlo aquí: Astiberri

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.