Type to search

La primera novela de George R.R. Martin

Share

MUERTE DE LA LUZ

Conocido por todos gracias a su saga Canción de Hielo y Fuego, convertida en la exitosa serie de HBO Juego de tronos, George R.R. Martin es un autor prolífico que comenzó desde la ciencia ficción. Gigamesh, encargada de publicar a Martin en castellano, nos regala ahora en su colección Omnium y a un precio imposible de mejorar la primera novela del autor, Muerte de la luzuna bella historia de amor con el telón de fondo de un mundo al borde del abismo.

“Un vagabundo, una esfera errante, el paria de la creación: ese mundo era todas esas cosas. Hacía siglos que caía, solo y sin rumbo, a través de los fríos y solitarios espacios interestelares.

Autor: George R.R. Martin
Editorial: Gigamesh
Páginas: 295
Formato: Bolsillo
Precio: 6€

Sinopsis: Worlorn, durante su esplendor, albergó el fastuoso Festival de los Mundos Exteriores; ahora es un planeta moribundo que se aleja irremediablemente de la Rueda de Fuego para sumirse en una noche sin fin. A él viaja Dirk t’Larien con la esperanza de reencontrar el amor de Gwen Delvano y expiar errores del pasado; pero en su lugar hallará a Gwen unida por jade-y-plata a Jann Vikary y a su teyn Garse Janacek, en un vínculo incomprensible de amor y de odio, tan terrible y a la vez tan grandioso como el fin inevitable de Worlorn.

Martin nunca me ha decepcionado, aunque aún me faltaba por leerlo en su faceta de ciencia ficción (si no contamos Refugio del Viento, que me cuesta enmarcarla en ese género). Ya os hablamos de Sueño del Fevre, su gran novela de terror, y pocas serían todas las alabanzas del mundo para Refugio del Viento, coescrita con Lisa Tuttle. Muerte de la luz me ha dejado la misma sensación que las anteriores mencionadas: la de encontrarme ante un mundo imposible de ignorar, que tiene que existir por fuerza. Y es que el universo inventado por Martin para esta novela de tan poca extensión (si la comparamos con su saga magna) daría para páginas y páginas de historia. La historia de amor entre Dirk y Gwen cautiva por sí misma: la tragedia que podría equipararse a Shakespeare, la emoción y la fantasía que se dan la mano en un mundo moribundo, una suerte de vertedero de todas las civilizaciones del universo, con el telón de fondo de la incomprensión entre razas.

Muerte de la luz es irónica a la vez que hermosa; el lector más avispado encontrará algunos de los gérmenes de ideas que harían grandes a Martin en el futuro: no son tan distintos los kavalianos y sus costumbres de los dothrakis. Pero aunque el gran tema es el amor, no falta la fantasía. Y tal vez sea eso lo que mejor hace el autor: convertir la ciencia ficción en fantasía. Las descripciones de las ciudades que componen Worlorn dejan sin aliento; la profundidad de las historias de los diferentes pueblos que se nos mencionan y la elegancia en la narración de Martin, traducido aquí soberanamente por Carlos Gardini, que dan como resultado una obra sosegada, tierna y melancólica como su título.

Decía que no había leído aún la ciencia ficción de este autor que nos ha encandilado a todos, pero ya estoy deseando seguir en esta vertiente. No hay excusas para no leer esta bella obra; no hay más que dejarse perder en unos mundos de ensueño como pocos autores con capaces de crear. Ignoro los planes que tendrá el autor, originario de Bayonne (EEUU) tras completas la saga de Canción de Hielo y Fuego, pero desde aquí le pido que por favor regrese a la ciencia ficción y siga regalándonos obras tan maravillosas como Muerte de la luz. 

Podéis adquirir el libro aquí: Lektu

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.