Type to search

La isla de las pesadillas y El Teatro Escalofriante, lo nuevo del maestro de terror Hideshi Hino

Share

La isla de las pesadillas y El Teatro Escalofriante, lo nuevo del maestro de terror Hideshi Hino

Dentro del género de terror y entre las listas de los mejores mangas en castellano de esta categoría, siempre se repiten los mismos nombres, y con razón, ya que muchos se han ganado el puesto a pulso. Kazuo Umezu, considerado el padre del manga de terror, es un nombre repetido e indispensable, aunque en España solo exista una obra suya publicada hasta la fecha, Aula a la deriva. Pronto, ser ampliará su catálogo con una futura edición de El niño de los ojos de gato, pilar fundamental de la obra de Umezu.

También se repite como el eco, el nombre de Junji Ito, autor consagrado y maestro del género publicado infinidad de veces en castellano. A la lista se puede añadir los mangas de terror de Minetarou Mochizuki o autores con menos peso pero igual de interesantes como Masasumi Kakizaki o Masaaki Nakayama.

Autor: Hideshi Hino
Editorial: La Cúpula
Páginas: 204  y 212 páginas en b/n
Formato: Rústica con solapas
Precio: 10,50€ y 10,90€

Para hacer justicia, hay un autor que no solo debe ser nombrado, también posicionado en el lugar que se merece dentro del panteón de grandes maestro del terror, hablamos ni más ni menos de Hideshi Hino.

Nacido en Manchuria (1946), se trasladó junto a su madre a Tokyo, donde el clima de posguerra marcó su niñez. Tras ver Seppuku, la película de Masaki Kobayashi, Hino decidió que quería ser director de cine, pero la fascinación que sus compañeros de clase sentían por sus dibujos y la inspiración de grandes autores como Shigeru Sugiura y Yoshiharu Tsuge, le ayudó a decantarse por el mundo de las viñetas.

Originalmente, comenzó su carrera en el mundo de los doujinshi, para más tarde publicar su primer trabajo ( Tsumetai Ase, 1976) en COM, la revista experimental de Osamu Tezuka. Con apariciones en la revista Garo y participando activamente en diversos colectivos de manga, no fue hasta 1978 cuando apareció su primer monográfico.

A pesar de los continuos periodos de depresión, enfermedad y adicción al alcohol, Hino no ha dejado de dibujar, mostrándonos esos problemas reales bajo grotescas bestias y cadáveres descompuestos de mundos extraños.

Tras años de silencio mediático, aunque hubo reediciones de su material y alguna aparición puntual, no desembarcó obra nueva de Hino hasta octubre de 2018, cuando gracias al esfuerzo de La Cúpula, publicaron La isla de las pesadillas, para más tarde continuar girando la rueda con El Teatro Escalofriante (Mayo 2019), la última obra original editada hasta la fecha.

Son estas dos obras, las que van a ocupar mención a parte, siendo el punto de inflexión perfecto para promocionar lo nuevo del autor y evitar que vuelva a caer en el olvido.

Ambos mangas, son recopilaciones de historias cortas con marcadas señas de identidad de Hino, algunos relatos con un gran componente poético y otros con un carácter más macabro, sin olvidar ese aire de fantasía y surrealismo que se desarrolla junto con su característico estilo de dibujo cartoon.

La isla de las pesadillas es un tomo más irregular, quizás por los diferentes tonos de los relatos y la potencia desigual de algunos, pero contiene la primera historia publicada de Hino, la anteriormente citada Tsumetai Ase o Sudor frío, y eso lo vuelve imprescindible.

En Sudor frío descubrimos no solo la historia de un samurái sediento y su búsqueda de consuelo, sino también a un Hino extraordinario. Con un dibujo sencillo pero efectista, Hino juega con las viñetas y la perspectiva a su antojo, rompiendo con la composición de página clásica y generando un ritmo espectacular en los momentos de acción. Esto sumando al simbolismo de la historia, hacen de este breve momento una joya. Y es que desde el principio, Hino ha demostrado tener recursos y talento para consolidarse como un maestro mangaka. En resumen, La isla de las pesadillas es un buen tomo para acercarse a Hino y descubrir su polivalencia y genialidad.

Sin embargo, El Teatro Escalofriante ya es una obra de peso, un clásico que entra a formar parte imprescindible del catálogo de Hino.

El monstruo terrorífico, el relato que abre la recopilación, ya tiene marcada la clásica cuestión del otro, tan recurrente en las obras de Hino. El monstruo como elemento troncal de la narración, definido como un término descalificativo, que se aplica a cualquier ser que presente unas características ajenas al orden regular de la naturaleza. Aquí Hino hace fuerte su mensaje, con un componente interno existencialista por parte del protagonista, a la par que un componente externo de los aldeanos sobre la moral y los límites de la convivencia. Una fábula social inspirada por Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley.

Mi mano izquierda, el relato que sigue, cuenta la historia de Hiroshi y su mano, que aparentemente tiene voluntad propia. Sin generar un ambiente sobrecargado de fantasía, Hino es capaz de resaltar solo un elemento de anormalidad para que la tensión sea palpable. Una narración apoyada en el síndrome de la mano extraña, un curioso trastorno neurológico, donde los pacientes no reconocen su propia extremidad como parte de su cuerpo. Una lucha interna, que Hino muestra y difumina hasta el punto de no saber qué forma parte de una obsesión y qué de una fantasía.

En este tercer relato, El día en que las grullas echaron a volar , encontramos al Hino más simbólico y poético. Con una historia que nos recuerda a la vida de Sadako Sasaki, Hino junta solo un par de elementos que son suficientes para mantener la profundidad del relato. La nieve y las grullas tienen una carga simbólica muy anclada en el inconsciente colectivo de Japón, algo que no afectará a la lectura si se desconoce su significado, ya que el relato es suficientemente emotivo para sostenerse por sí mismo.

Por último, en El ogro Gongoro, Hino utiliza el folclore japonés y sus leyendas para crear un alegato contra la naturaleza humana y su crueldad innata para con lo desconocido, cualidad que se puede enlazar con la primera historia, cerrando así la puerta a los mundos de Hideshi Hino.

Podéis adquirir el libro aquí: La Cúpula

Tags:
Next Article

Algo más nuevo

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.