Type to search

Share

La inmortalidad de los genios. (Parte 1: Marvel)

“If Shakespeare and Michelangelo were alive today, and if they decided to collaborate on a comic, Shakespeare would write the script and Michelangelo would draw it. How could anybody say that this wouldn’t be as worthwhile an art form as anything on Earth?”

Stan Lee

 

Antes de nada…

En este artículo nos centramos en dos etapas:

  • Golden Age: un período de nacimiento de los cómics americanos, con motivo de la Segunda Guerra Mundial en 1939 . Tiene un cierto fin propagandístico, que abarca hasta bien entrada la década de los cincuenta. En esta época nacen la mayor parte de los héroes aunque muchos de ellos solo comparten nombre con los actuales.
  • Silver Age: continúa donde lo deja la edad dorada. Supone unos cómics en el entorno de la Guerra Fría más recrudecida hasta la década de los 70. Fue en este periodo cuando se adaptaron la mayor parte de los personajes a formatos muy similares a los actuales. De aquí que muchos autores lo consideren una etapa de renacimiento del género.

¡Si ya conoces suficiente de estas épocas sáltate la historia y ve directamente a Autores y Recomendaciones!

Que el cómic es un arte es algo que a día de hoy es difícilmente discutible. Su imaginario puebla libros, películas y cientos de elementos de nuestro día a día. Pero hubo una época en la que decidir escribir o dibujar para “viñetas” era convertirse en un paria. Es en este mundo en el que se criaron aquellas personas que han hecho de padres para nuestros sueños.

Generalmente escribir sobre el mundo de los cómics de superhéroes suele ser un motivo de alegría pero, como muchos lectores ya sabréis, desde hace poco tiempo estamos de luto. La noticia llegó el lunes 12 de noviembre cuando muchos distribuidores de información anunciaron algo terrible: Stan Lee había fallecido. Con su muerte la campana del tiempo ha tocado el fin de toda una estirpe de dibujantes.

Es por ello que desde Columna Gamer queremos lanzar una salva por los autores con cuyas historias hemos crecidos. Este artículo no es una oda exclusivamente a Stan Lee, no hablaremos de su vida ni de sus hitos, solo de su legado en forma de página escrita y el de sus compañeros de generación. Por este motivo, también hablaremos de Joe Shuster, Jerry Siegel, Steve Ditko, Jack Kirby, Paul Norris, Bob Kane, Bill Finger o Harry Lampert; entre otros.

Así pues, desempolvemos el baúl de los recuerdos. Preparémonos para un viaje de descubrimiento y de nostalgia directos a las Golden y Silver Age. ¿Estás listo?

Hablar de los padres de los cómics es como mencionar a los padres fundadores de los Estados Unidos: todos conocen a Washington pero pocos se acuerdan de James Madison. Y es que el tiempo no ha tratado por igual a las personas que buscaron vivir soñando para permitirnos fantasear. En esta primera parte nos vamos a saltar el orden cronológico y comenzaremos con los padres de la casa MARVEL. Todo en honor a su más ilustre editor: Stan “the man” Lee.

Historia

MARVEL durante la Golden Age

La editorial creada por Martin Goodman cambiaría de manos varias veces. Con distintos nombre pasará por su etapa como revista pulp a convertirse en la MARVEL de 1961. La compañía que para los algo introducidos en la materia tendría a Stan Lee y Jack Kirby, por aquel entonces se apoyaba en otros autores. Es en la época de los años cuarenta (con Timely comics) cuando comienza la historia. Aquí podemos hablar de la labor de Bill Everett, Carl Burgos y Paul Gustavson. Ellos tres crearían a los primerísimos personajes de superhéroes de la compañía siendo respectivamente Sub-Mariner, Antorcha Humana y Ángel.

El desarrollo de estos personajes marcó una nueva pauta. En ella se introducían fenómenos del antihéroe (Sub-Mariner) y se planteaban entornos bélicos de la Segunda Guerra Mundial.

Su primera aparición en la gama de Marvel Comics 1 (1939) es algo más que recomendable. Si por algún casual te cuesta adaptarte al dibujo siempre puedes echarle un ojo a su versión del 2009.

Como podréis apreciar los autores que estamos mencionando eran conocidos por ser autores casi de un personaje. Esto era algo común en las primeras viñetas: muchos de los dibujantes trabajaban en otros sectores como la publicidad. Esto se debe a que deberían esperar dos años para que empezasen a surgir alguno beneficios. En 1941 llegó uno de los héroes más icónicos de la casa Marvel: el Capitán América. La creación del Capitán América fue el primer nacimiento gestado entre dos autores: Joe Simon y Jack Kirby.  Ambos autores ya habían trabajado codo con codo en 1940 sobre la línea de otra compañía de cómics: DC. Pero eso lo dejaremos para la segunda parte de este artículo.

La llegada del Capitán América sirvió para potenciar las ventas de la compañía. Tasmbién supuso el paso para imitar a la competencia en la temática de los cómics. De esta forma,  Timely Comics (Marvel) se unía al perfil bélico de la Golden Age. Así proliferarán historias que giran siempre en un conflicto constante contra los nazis, el villano preferido de América. Era tan maravillosa la función de estos cómics que el primer número de Capitán América le mostraba abofeteando al Führer.

Aunque el éxito de esta línea editorial fue indiscutible, supuso también la fuga de las principales mentes pensantes de la compañía de Goodman hacia la competencia en DC. Joe Simon culminaría su carrera enfrentándose en ventas al héroe que él mismo creo. También Kirby estará quince años pululando por otras compañías. Fue en ese instante, a mediados de los 40, cuando el primo de Goodman, Stan Lee, entró en escena. Comenzó a trabajar en el Capitán América y como editor de la revista. Durante esta época encontraremos al propio Otto Binder que tras huir de Fawcett comics le dio a Timely multitud de personajes: Captain Wonder, los Young Allies, y a la superheroína Miss América (cuya versión actual os recomendamos).

También en esta época aparecerán Whizzer(Zumbador), el Destructor y la All-Winners Squad. No obstante la nueva tendencia en favor del formato de humor, dejó de lado a los superhéroes. Esto derivó en cambios de guion en ciertos incidentes bombazo como el caso Bucky. Pero nada pudo revivir a los héroes que arrojarían a Timely comics y a su hijo Atlas comics a un periodo de supervivencia que no se recuperaría hasta la Silver Age en 1961.

MARVEL durante la Silver Age

El nacimiento de Marvel como compañía en 1961 no supuso un impulso excesivamente bruto para la empresa. Durante su desarrollo muy pocos dibujantes trabajaron en ella. Casi todo el trabajo recaía en un Stan Lee, que hacía de principal guionista, Jack Kirby y Steve Ditko. El poco personal y el trabajo por proyectos hacían que los desarrollos de personajes derivasen del pasado de la empresa. Algo que permitió la creación de nuevos héroes con modelos del antiguo plantel ya existente. En este ámbito el caso más común es el de la antorcha humana que recibirá una alteración en un nuevo héroe junto con un grupo bastante peculiar: los Cuatro Fantásticos.

Los Cuatro Fantásticos fueron creados por Lee y Kirby. Supusieron el incremento en beneficios de la compañía de Marvel y la posibilidad de la vuelta al cómic de superhéroes. Hasta este momento la Marvel se había considerado un compendio de cómics de monstruos. Pero, poco a poco, irá tomando forma y volviendo al mundo los superhéroes

Y es que tras los Cuatro fantásticos comenzaron a aparecer los héroes que a día de hoy cubren la cartelera de los cines: Ant-Man, Spiderman, Hulk, Thor,Wasp, Iron Man o el Doctor Strange. Muchos de ellos nacerían por ideas de Ditko o de Kirby y serían dirigidos en guion por Stan lee.

En algunos casos estos héroes tuvieron un éxito desmedido y fuera de lo normal. Por poner un ejemplo, Stan Lee reconoció en una entrevista que Spiderman se había creado con la idea de generar un personaje que cubriese las cuotas de ventas, pero que tendría muy poca importancia en el arco global. No sabía que iba a generar una auténtica máquina de merchandising con él.

En igual medida otros habían nacido de reciclar ideas de la Golden Age. Este ejemplo se puede observar en personajes como Hulk que se rehicieron tomando el nombre prestado de un villano de la Golden Age y observando los personaje de la competencia.

En definitiva esto permitió a la compañía irse haciendo con un renombre que se catapultó en el año 1963 con la obras de X-Men y The Avengers. Personajes que llevarían el modelo del héroe de licra con nuevas morales y aceptaciones de ellos mismos que se compenetraban con el último personaje de esta Silver Age: Nick Fury, una reminiscencia del tipo de cómics de la Golden Age que volvía al entorno bélico.

Nuestras Recomendaciones

Si has llegado hasta aquí tras haberte empapado de las Golden y Silver Age ya es hora de que recibas tu premio. Hemos hablado de la generación que ha despuntado Marvel como empresa gráfica, sin embargo te hemos dado muy poco hueso que morder en el artículo. Por ese motivo, a continuación vamos a recomendar los artículos pertenecientes a las etapas de oro y plata que deberías leerte antes de ir a la tumba.

La saga Marvel Mistery Comics (1939).

También llamada Marvel Comics. Aunque ya lo hemos mencionado en la historia, estos cómics son la base de todos los héroes de Marvel y en ellos encontramos las claves de toda Golden Age: nazis, héroes de todos los perfiles y por supuesto peleas entre nuestros personajes favoritos. Si por algún causal sois fans de Namor (submariner en esta época) no debéis desperdiciar estas maravillas.  Estamos hablando de un colección que abarca literalmente una década (1939-1949) y que se compone de 92 números principales por lo que os llevará un tiempo leerla (aunque se os pasará volando).

Capitán América (1941).

Se trata de la serie de 78 que dio a luz al mítico patriota. Aunque si tiene su altos y bajos muchos de sus números se consideran icónicos. Especialmente el número 16 donde Redskull toma un papel principal. De toda la Golden Age es el capitán américa el más cercano a imitar los modelos actuales de héroes y precisamente con él se experimentaba cómo atraer lectores. Bucky a fin de cuentas fue el personaje para probar los experimentos y giros del guión (parálisis físicas, muertes varias,…) que llegó a su límite cuando se le reutilice en 2005 con uno de los mejores regresos de la historia del cómic.

Uncanny Tales (1952)

Si eres fan de las portadas clásicas de terror descubrir estas saga es como reencontrarte con el génesis de todas las historias. Es maravilloso lo variado de sus páginas y las ilustraciones no tienen ningún desperdicio (especialmente las de Everett). En muchos casos muestran la gran creatividad de su guión y no es de extrañar que encontremos todavía series que guiñen un ojo a sus páginas.

Strange tales (1952)

Similar al anterior. Se considera la ultima saga antes de la gran fase de héroes de Marvel. En ella nacen el doctor Strange y Nick Fury y es como un puente entre misterio y cómic de superhéroes.

Space Adventures (1952)

Centrada en la ciencia ficción no tiene un perfil tan potente como las sagas ya mencionadas, pero sí que hay números estelares. El caso más interesante es la aparición de Capitán Átomo en el número 33 de la mano de Ditko, el héroe más longevo del autor.

Journey into mystery (1952)

Monstruos, fantasía y mucho sword and sorcery son las claves de esta línea de cómics. Especialmente son interesantes los cómics anteriores al número 83. A partir de ese número apareció la figura de Thor, de la mano de Kirby y de Lee, pero supuso centrar los argumento en torno al personaje lo que, aunque le dio mucha fuerza,  eliminó los tintes iniciales de microhistorias (de lo que viven muchas aventuras actuales).

No obstante, la saga muere en el número 124 para pasar a ser Thor y no se recuperará su estética y sistema hasta el número 503 (en un más próximo 1996).

Eso sí, su versión de 2011 es de un dibujo magnético.

Spiderman (1962)

La obra de Ditko que alcanzó un precio estratosférico en su primer ejemplar, es una maravilla reeditada que nunca nos ha agotado. Especialmente su evolución hasta el capitulo 33 donde se muestra una proeza con la que ahora ya estamos familiarizados de spidey, pero que en la década de los sesenta hizo lanzar vítores a sus lectores.

Fantastic Four (1966)

Especialmente la conocida trilogía de Galactus, donde aparecen él y Silver Surfer (números  48-50). Técnicamente se podría considerar la primera colección pura de superhéroes al uso moderno y hace que manejarlo sea como tener una joya en papel (aunque sea reeditado).  El número 49 ha convertido su portada en un icono del cómic sin ir más lejos.

Recuerda: 

Los autores de Marvel hasta 1960 tienen mucho más que ofrecerte y este artículo apenas abarca un centésima parte. ¿Hay algún numero que te gustaría recomendarnos y no salga en el listado?

¡Nos vemos en en la segunda parte con la compañía del hombre de acero!

BONUS: Just Imagine

Dado que este artículo viene motivado por la desaparición de Stan Lee que menos que hacer una mención especial a un trabajo que emocionó a todos los fans de su creatividad. Si algo a caracterizado al dibujante de cómics es su gran inventiva y capacidad de reconvertir personajes.

Esta labor le fue solicitada por su compañía rival: DC (sí, lo has leído bien). En año 2015 el principal editor de Marvel rediseñó a varios personajes de DC y les dio un nuevo acabado. Un trabajo que seguramente volverá a circular en tiendas con motivo de su defunción, pero que no debéis dejar escapar. Superman es rubio y su S una cicatriz en la cara; Batman tiene más de murciélago que nunca; Flash se reconvierte y cambia de sexo; Aquaman le hace justicia a su nombre… Cambios que muestran como con un mismo guión pueden salir dos historias totalmente distintas. En definitiva, Just imagine Stan Lee habla más con imágenes que con palabra y lo mejor es que lo veas por ti mismo.

Encima se recopiló en un omnibus. ¡No hay excusas!

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.