Type to search

La cantina de medianoche

Share

La cantina de medianoche

¿A qué huele Japón?. A esta compleja pregunta, intentaron contestar desde el proyecto Scent Globe, cuya ubicación estaba en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Fue una instalación (desconozco si aún sigue operativa), que intentaba alegrar a los pasajeros con una muestra de aromas de varios países exóticos.

Brasil, China, Sudáfrica, Tailandia y por último Japón. En Brasil, aromas a café y tabaco, China huele a incienso, Sudáfrica a notas almizcladas de animales, Tailandia a hierba de limón, jengibre y coco; y por último, Japón a algas, té verde y ámbar gris.

Autor: Yaro Abe
Editorial: Astiberri
Páginas: 300 en b/n
Formato: Tapa blanda con solapas
Precio: 18€

Sinopsis: Esa minúscula taberna no tiene nombre, su dueño tampoco. Sin embargo, en el barrio de Shinjuku, todo el mundo los conoce. Abierta desde las doce de la noche hasta las siete de la madrugada, acoge a los noctámbulos de Tokio. Cada plato da lugar a un encuentro, una historia.

Aunque es tarea imposible encapsular el olor de un país, a mí Japón me huele a comida, a una mezcla extraña de los diferentes locales, a curry por momentos, a pescado en otros o a alguna salsa usada en la gastronomía, como la del yakisoba.

Hablando de comida, recordemos que la gastronomía para Japón, es igual de importante a nivel cultural que el manga mismo, y de estos dos elementos juntos, hablaremos a continuación. La cantina de medianoche. Tokyo Stories, es el último éxito en mangas sobre comida. Editado por Astiberri y dibujado por Yaro Abe, nos llega esta serie de relatos costumbristas de una minúscula taberna que acoge a los noctámbulos de Tokyo.

El manga, es sencillo en todos los aspectos, pero ahí reside su encanto. Gira en torno a las historias desarrolladas en una minúscula taberna situada en Shinjuku, cuya diferencia con las demás es que abre desde las doce de la noche hasta las siete de la mañana, acogiendo a un sinfín de moradores nocturnos como boxeadores, prostitutas, actores porno, policías o yakuzas.

Si en El gourmet solitario (Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi), los autores ponen la mirada en las costumbres japonesas y su gastronomía, y en Oishinbo (Akira Hanasaki y Tetsu Kariya) más en las técnicas culinarias, La cantina de medianoche. Tokyo Stories se centra en las historias tras los clientes.

Y es que comer, no es solo un acto fisiológico, sino también un ritual social, tal cual muestra Abe. La comida es el motor de la acción, tanto para arrancar una conversación, como para desatar un recuerdo o empezar una historia; pero sin llegar a quitar el protagonismo a lo realmente importante, las experiencias humanas. Así, el manga se convierte en un relato costumbrista del Tokyo nocturno y sus habitantes.

Yaro Abe, no destaca por grandes recursos visuales, ni tramas complejas, solo muestra personajes sencillos en situaciones cotidianas, pero eso es suficiente para impregnar al relato de un aire romántico y hacernos sentir como un comensal más.

Ganador del 55º premio de la editorial Shogakukan a nuevos talentos en 2003, La cantina de medianoche. Tokyo Stories, es todo un éxito en Japón, donde ya van dos películas basadas en el manga, al igual que una serie televisiva en Netflix, con el título de Midnight Diner: Tokyo Stories.

Desde Comer Japonés, web especializada en comida japonesa en español, tienen un artículo interesantísimo sobre este manga y los secretos que esconde, desde los alimentos o recetas que aparecen en él, hasta la jerga de cocinero o el juego de palabras en algunas ocasiones, que un simple lector no apreciaría.

Aún sigo manteniendo que Japón huele a comida, y de la rica, así que si no puedes viajar hasta allí, transportate con este maravilloso manga a una callejuela cualquiera de Shinjuku y disfruta de la comida y la experiencia, invita la cantina.

Podéis adquirir el libro aquí: Astiberri

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.