Type to search

Share

JOTUN: VALHALLA EDITION

 

Cualquier cosa que aproveche la magia y violencia de la cultura nórdica, nos gusta. Bueno, aseverar esto es algo arriesgado, pero en general capta nuestra atención. Todavía embriagados de God of War nos lanzamos a jugar este nindie, obra de Thunder Lotus Games, quienes ya nos brindaran en el pasado el notable Sundered. 

Jotun Valhalla Edition llega a Nintendo Switch para transportarnos a una época pasada; enfrentarnos a los dioses y purgar nuestra alma. Controlaremos a Thora, una guerrera vikinga que muere lejos del campo de batalla y trata de ganarse un lugar en el Valhalla. Para ello, deberá impresionar a los dioses y demostrar su valía como guerrera. A los mandos de Thora, nos enfrentaremos a cinco pruebas mientras aprendemos más sobre la cultura vikinga y nos deleitamos con un diseño artístico que deja boquiabiertos.

Jotun se define a sí mismo como un Shadow of the Colossus en versión reducida, a nivel indie, y tiene algo de razón, aunque esta aspiración no deja de ser pretenciosa. En efecto, el sistema de juego es parecido: ante nosotros se abren cinco zonas que deberemos explorar, cada una de ellas con dos escenarios en los que deberemos usar nuestro ingenio para hacernos con dos runas. Una vez conseguidas, se nos abre la opción de enfrentarnos con uno de los enemigos, que son los únicos combates del juego. Vencer a los Jefes puede ser o muy complicado o tremendamente sencillo, dependiendo de nuestra atención al detalle y de nuestra capacidad para soportar la frustración. No es que sean combates especialmente difíciles, pero el juego no ayuda. Jotun adolece un problema que nos ha sorprendido, máxime si lo comparamos con su predecesor, una falta de concreción en el control que hace que muchas veces muramos de forma injusta. Disponemos de dos ataques y un potenciador; un ataque rápido (débil, pero inmediato) y un ataque lento (fuerte, pero muy poco recomendable porque la animación es eterna y nos deja vendidos ante cualquier enemigo). Por otro lado, el movimiento de Thora es poco preciso y muchas veces acabaremos dando una voltereta hacia el lado incorrecto, o corriendo en dirección al peligro.

Jotun destaca, principalmente, por su arte. El diseño artístico juega al dibujado a mano, algo parecido a lo que pudimos ver en la anterior obra del estudio, Sundered, pero con la imaginería que brinda la mitología nórdica. El diseño artístico de escenarios y de los jefes es bastante impactante, aunque por contra, Thora tiene un diseño demasiado simplista y sus animaciones tienen poco de inspirado.

Este es un viaje corto, ya os lo adelantamos. Aunque como juego no llega a decepcionar, pues engancha, es verdad que al acabarlo (si eres hábil, en apenas un par de horas) uno se queda con la sensación de que esto daría para mucho, mucho más. Unas mecánicas mejoradas y pulidas, una dificultad ajustada (una curva de aprendizaje sería bienvenida) y más enemigos menores aparte de los Jefes, lo convertirían en uno de los nindies del año, pero se queda a medio gas en todo lo que emprende. Es una lástima, pues no podemos no recomendarlo ya que desde que lo empezamos a jugar nos hemos quedado pegados a nuestros joy-con, pero como jugador frustra jugar a algo que podría ser mucho, mucho mejor.

Jotun Valhalla Edition tiene ideas increíbles (como el dibujado a mano) y escenarios que echan el resto. Cayendo en el spoiler un instante, el nivel en que caminamos por el hielo mientras la serpiente marina surge de las profundidades y rompe la espesa capa para tratar de darnos caza mientras exploramos, es sublime. Pero otros niveles acusan falta de inspiración. Su narrativa es casi perfecta, pero el juego es demasiado corto. En fin, un montón de decisiones cuestionables que deslucen un título que podría haber sido sublime. Demasiado caro para lo que ofrece, ninguna novedad en Nintendo Switch y poca ambición en un videojuego que, sin embargo, tiene la chispa de brillantez que otros muchos lanzamientos más satisfactorios no tienen.

Gráficos
9
Sonido
8
Historia
8
Mecánicas
6

Summary

Jotun podría ser más, mucho más. Las mecánicas son bastante simples y erráticas y juegan en contra el jugador; es corto e irregular, pero tiene algunos momentos brillantes. Parece como si demasiada gente hubiera metido mano en el desarrollo, dando como resultado una obra a medio camino.

Total Rating

7.8
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.