Type to search

Share

Heathen 1, Pagana

Heathen resulta en su primera lectura algo que descoloca, una historia a medio camino entre la serie Vikings y el videojuego Hellblade (del que si no conocéis nada, os hablé aquí) que salió de un Kickstarte y aborda el tema de la homosexualidad mientras trata de encauzar los mitos nórdicos hacia una historia de venganza personal, intimista y épica a partes iguales. Una suma que, como decía, descoloca bastante en un primer volumen que resulta algo irregular en su guion pero sorprendente en su dibujo.

Guión: Natasha Alterici
Dibujo: Natasha Alterici
Editorial: Astiberri
Páginas: 116
Formato: Tapa dura a color
Precio inicial: 16€

Sinopsis: La serie creada por Natasha Alterici, y que ella misma define como un “cómic feminista lesbiano vikingo”, tiene a Aydis como protagonista, una mujer nacida en un tiempo de guerra, de sufrimiento y sometimiento de las mujeres, con una fe absoluta en la misión de poner fin al reinado opresivo del dios-rey Odín. Y para conseguirlo, esta “lesbikinga” no teme tener que luchar contra demonios y monstruos fantásticos. Con este primer volumen de la serie, que consta de tres tomos, Alterici ha conseguido crear una obra poderosa y contestataria que ha sido bien recibida como contribución a los cómics queer gracias, sobre todo, a esa visión única con la que consigue tratar temas, al mismo tiempo, tan contemporáneos como atemporales.

Ciertamente al comenzar su lectura Heathen ya deja perfectamente claras sus intenciones: una guerrera exiliada por ser lesbiana, una diosa injustamente castigada por Odín, una tierra plagada de leyendas donde la tradición y la brutal realidad se entremezclan y una base temática que ahonda en la liberación femenina y la lucha contra el patriarcado. Resulta especialmente curiosa la elección de la cultura vikinga y la mitología como decorado para tratar estos temas, pero también es algo atrevido.

No sabía muy bien qué esperarme a medida que avanzaba en la lectura. El guion da bastante tumbos de un lado para otro sin saber si es una historia épica de lucha, una historia íntima sobre búsqueda o redención…o todo eso al mismo tiempo. Al final parece decantarse por esta última opción y da un par de bandazos hacia la road movie vikinga en que parece que se va a convertir en próximos números. Eso sí, con un tono bastante coloquial y moderno en lo que al trato de la mitología se refiere, lo que despista un poco y rompe con parte del encanto del magnífico telón de fondo que supone la iconografía nórdica para cualquier historia.

El dibujo, eso sí, es sorprendente. Con un trozo que parece improvisado, ligero, sin excesiva floritura y estudiadamente casual, Natasha Alterici nos presenta en dos pinceladas un mundo frío y candente al mismo tiempo; unos personajes estilizados pero humanos, un color tenue que pone el punto de mira del lector exactamente donde la autora quiere. A esto hay que sumarle una exuberante galería de portadas de manos de Tess Fowler, Tamra Bonvillain, Jen Bartel y Nathan Gooden.

En resumidas cuentas, este primer volumen de Heathen ha despertado mi curiosidad, aunque no toda mi atención. Me gusta su visión feminista del mundo vikingo y la propuesta de LGTBI a través del prisma histórico, que no se suele ver y mucho menos en cómic, pero espero que se centre y se decida entre la gran epopeya de acción que parece querer abrazar y la historia íntima y atenta al diálogo y la construcción de personajes que realmente le iría bien. Seguiremos atentos a la continuación.

Tags:
Next Article

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.