Type to search

Share

GreedFall

GreedFall es la nueva bala de Spiders, una desarrolladora que vuela a bajo nivel pero que cuenta en su haber con títulos tan importantes como The Tecnomancer, Bound by Flame Mars: War Logs. Títulos RPG con un corte bastante clásico pero cuyas mecánicas y narrativas beben de las fuentes mejor asentadas en lo que a materia de rol se refiere. Un estudio que ha ido creciendo con cada obra y que ahora aspira a nuevos horizontes.

GreedFall bebe de una estética siglo XVI y cambia los espadones por estoques y floretes, los cascos por tricornios y los revólveres por pistolas de chispa. Una mezcla entre Alatriste y The Witcher. En un mundo asolado por una terrible epidemia, la búsqueda de nuevos horizontes puede ser la única salvación. Nobleza, enfermedad, criaturas mágicas, magia tenebrosa y colonialismo se dan la mano en esta respuesta por parte de Spiders al abandono que algunas grandes compañías han demostrado hacia el género rol.

Fecha de lanzamiento: 10/09/2019
Desarrolladora: Spiders
Distribuidora: Koch Media
Disponible en: PS4 / Xbox One / PC
Versión analizada: PS4
Idiomas: Voces en inglés y textos en castellano
Precio de lanzamiento: 59,99 €

Llegar a estas alturas, al final de una generación, con un videojuego RPG es jugársela. Cierto es que el género está en un momento magnífico gracias a estudios como CD Projekt Red, Atlus o Nintendo; pero también está sufriendo varapalos de importancia a causa de estudios como BioWare. GreedFall viene a lanzar una propuesta que aúna lo mejor que hemos visto en el género y lo mejor que le hemos visto a Spiders: alta personalización del personaje, una historia compleja y de larga duración que implique varios finales, toma de decisiones y exploración. Spiders se ha ido ganando una fama y una voz propia: se puede reconocer un juego del estudio de un sencillo vistazo, ciertas claves jugables que los definen, y GreedFall aglutina todas en una sola dirección. La personalización del personaje es muy profunda, desde el equipo, la rama de habilidades, la posibilidad de entrar al combate con arma a distancia, arma blanca o magia, así como emplear habilidades de corte pasivo que afectan a los diálogos y la exploración (Carisma, Forzar cerraduras…). El que ya haya jugado a los clásicos del género conoce de sobras las mecánicas, y eso hace que GreedFall sea muy asequible desde el principio para el fan medio del rol.

El combate se desarrolla en tiempo real, action rpg, en un estilo muy semejante a lo visto en The Technomancer The Witcher, por poner un ejemplo de una compañía ajena. Dispondremos, asimismo, de una “pausa táctica” para utilizar objetos, armamento y re-orientar nuestros esfuerzos si el enemigo no está presentado demasiada batalla. Cosa que ocurrirá poco, porque lo cierto es que la obra adolece de cierta falta de dificultad. No pedimos un Dark Souls, para tampoco gusta que sea un paseo. GreedFall se queda ahí en medio, y por secciones eso puede ser algo frustrante.

La historia es sencilla, y la narrativa más aún. Cinemáticas, misiones secundarias, diálogos con opciones y la misión de embarcarnos hacia tierras desconocidas en busca de una cura para la terrible epidemia que engulle a la civilización. Una cierta influencia a lo Juego de tronos en todo lo que tiene que ver con el tratamiento de la nobleza y el poder religioso que dota de frescura a algunas misiones que podrían caer en lo repetitivo. La parte más interesante a nivel de guion en GreedFall es todo lo que tiene que ver con el uso de la magia y las criaturas mágicas. Descubrir un mundo de misterio y poderes oscuros en una realidad tan cercana estéticamente a nuestro siglo XVII es un placer.

En lo técnico, el juego engaña en los trailers. En la versión de PS4 se mueve con menos fluidez de la que aparenta en los vídeos y los personajes siguen teniendo unos movimientos toscos, animaciones en ocasiones forzadas, y la IA de enemigos y NPCs deja bastante que desear. Esto es un clásico, desgraciadamente, en videojuego de Spiders, que parecen nunca llegar al nivel técnico que sus ambiciosos proyectos demandan. Por contra, el apartado artístico es fabuloso, con un diseño de personajes, criaturas y escenarios, muy sobresaliente. Desgraciadamente, el músculo técnico del título no acompaña y se queda en algo discreto.

GreedFall se compone de pequeños sandbox, como la mayoría de obras del estudio, para intentar contener lo que a todas luces es una falta de personal y recursos. Ambiciosas ideas, modestos medios para sacarlas adelante. No es un indie, pero tampoco es un triple A, aunque lo intenta y se queda cerca. Claro que su presupuesto no da para más. Esta es una obra que, con poco, logra mucho. Es una historia profunda, bien definida y bien narrada, llena de detalles y un mundo rico y bien trabajado. También es un RPG con muchos matices, un combate a la altura y una propuesta general atractiva. Los pequeños errores que comete se deben más a una falta de presupuesto que a fallos de diseño. Spiders demuestra que ya tiene experiencia en esto y que, sin duda, son un estudio dedicado al rol muy a tener en cuenta y que merece auparse entre los grandes.

GreedFall es un buen paso adelante, pero aún falta por llegar la obra magna de Spiders. Por mi parte, estaré preparado cuando se lance.

Gráficos
7.5
Sonido
7.5
Historia
8.5
Mecánicas
8.5

Summary

GreedFall vuelve a poner en el radar a Spiders, una compañía que vuela bajo y a la que no se asignan presupuestos astronómicos...pero que hace magia con muy poquito. Un juego ambicioso y lleno de aciertos. ¿Cuánto más tiene que demostrar Spiders para que se le den alas (económicas) y pueda hacer lo que se atisba que tiene en mente?

Total Rating

8.0
Tags:
Next Article

Algo más nuevo

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.