Type to search

Share

FURI

Aunque no es novedoso, siempre resulta interesante encontrarse con uno de estos juegos que basan su mecánica principal en que todos los enemigos sean jefes finales. Una tendencia que perfeccionó Shadow of the Colossus y que este Furi, desarrollado por The Game Bakers, aprovecha con un arte colorido y de aspecto neón que desembarca ahora en Nintendo Switch. 

La misteriosa sinopsis que podríamos sacar de Furi sería esta: una cárcel de la que escapar; un misterioso héroe que no dice una sola palabra y un guía que no sabemos si es real o no… Y cada círculo de esta cárcel de la que debemos escapar se trata de un enfrentamiento mortal.

Si bien el desarrollo del juego puede parecer lento, la gracia está en la habilidad. Estamos ante un arcade que juega a la narrativa, y lo hace con el gusto de presentar jefes finales (los únicos enemigos que hay), que suponen un verdadero reto en los niveles más altos de dificultad del juego, pero que deslucen en los modos fáciles. No estamos ante una profusión de narrativa, así que jugarlo en modo fácil no tiene demasiado sentido.

Tenemos a nuestra disposición dos tipos de armas (espada y pistola), y una serie de combos y movimientos que hacen de la lucha una secuencia de cambios en los ataques del jefe que van estableciendo la mecánica del combate.

Lo que más destaca en este Furi es el arte: tanto el diseño como la ejecución hacen que luzca un look de ciencia ficción casi retrofuturista que se ve especialmente bien en la híbrida de Nintendo. 

Entre batallas, recorreremos de forma pausada, como si descansáramos físicamente de los combates, por diversos escenarios de una belleza pasmosa, donde nuestro extraño guía (una suerte de conejo antropomorfo) nos narrará un poco del contexto en que nos encontramos. Pero el misterio ante un guión escueto seguirá acompañándonos hacia un final más o menos satisfactorio.

Furi resulta entretenido y curioso si lo jugamos de una sentada. Derrotar a cada jefe final no nos llevará demasiado tiempo, y una vez que hemos encontrado la mecánica adecuada no nos supondrá un gran esfuerzo. Muchas de estas mecánicas se repiten, por lo que finalmente avanzar será algo mecánico. Tampoco tenemos un facto rejugable que merezca la pena, por lo que estamos un aperitivo de un juego que podría haber dado mucho más de sí. Al final nos quedamos con un juego que disfrutarán los amantes del arcade, con un intento de narración que se queda en un espectacular apartado gráfico pero que desluce en su desarrollo. No deja de ser una propuesta indie curiosa, pero me hubiera gustado ver mucho más de este mundo que ha quedado algo desaprovechado.

Gráficos
8
Sonido
8
Historia
6
Mecánicas
6

Summary

Un juego que podría dar mucho más de sí pero que se queda en una curiosidad; en un elegante diseño y unas mecánicas que resultarían más estimulantes acompañadas de una buena narrativa.

Total Rating

7.0
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.