Type to search

Dear Data, un libro del MoMA en casa

Share

Dear Data

Llevo tiempo siguiéndole la pista a la editorial Flowpress. El pasado verano pude leer y reseñar para El País su biografía sobre Muhammad Ali . No pude resistirme cuando me hablaron de esta publicación, Dear Data, que se encuentra a medio camino entre la narración visual y el puro concepto de diseño gráfico; entre el diario personal y la novela epistolar. Dos diseñadoras que se mandan postales y se cuentan así cómo es su vida, su día a día, y de paso cuáles son sus ambiciones, miedos y esperanzas. Un documento, un libro, una ventana abierta al corazón de dos personas, que incluso el MoMA de Nueva York ha adquirido para su colección permanente. Una obra de colección.

“…estamos viviendo la era del big data, en que los algoritmos y la computación son las nuevas claves de las cuestiones universales, y en que miles de aplicaciones pueden detectar, agregar y visualizar nuestros datos para ayudarnos a llegar a ser unos superhumanos eficientes.”

Autoras: Giorgia Lupi y Stefanie Posavec
Editorial: Flowpress
Páginas: 304
Formato: Tapa dura con interiores a color
Precio inicial: 33€

Sinopsis: Cada semana durante un año, Giorgia y Stefanie se enviaron una postal que reflejaba su día a día, desde su actividad digital a sus emociones. El libro contiene las postales así como ideas y pautas para dibujar con datos personales y encontrar una fuente de creatividad en los detalles cotidianos. Dear Data nos muestra cómo la información y los datos pueden ser material artístico: sus postales acaban convirtiéndose en grandes obras de arte adquiridas por el MoMA , para su colección permanente.

Leer Dear Data es mucho más sencillo que reseñarlo, podéis creerlo. Y esto se debe, sobre todo, a que un conjunto de postales que representan datos acaba convertido en un conjunto de sensaciones, de colores, de momentos, que no puede expresarse con palabras. De ahí, precisamente, nace la idea de correspondencia de ambas diseñadoras: de buscar maneras ingeniosas de cuantificar cosas que en, principio, se suponen complicadas de cuantificar. Entre las páginas de este compendio de absolutos ingenios nos encontramos el conjunto de las 52 postales que cada una envió a la otra, con algunas necesarias y sencillas explicaciones. La magnitud de esto mismo abruma al lector ajeno: hablamos de semanas en que buscaron la manera de cuantificar sus contactos físicos, o las veces que decían gracias, o las cosas bellas que han visto…

El ingenio de ambas autoras llega a cotas que no me había imaginado en algo tan aparentemente poco creativo como recopilar y representar datos: no os esperéis gráficos al uso ni nada parecido. Tenemos pentagramas con notas musicales, representaciones por colores, por formas geométricas, intricados mapas llenos de puntos que representan, por ejemplo, las palabrotas dichas durante la semana…¡la imaginación que destilan estas Giorgia Lupi y Stefanie Posavec me ha dejado a cuadros!

No solo es admirable el trabajo puramente estético y la inteligencia e ingenio que se demuestra por parte de las autoras al ser capaces de transformar lo abstracto e intangible en datos que podamos comprobar, sino que el mensaje va más allá: en el prólogo a la edición las autoras hablan de cómo la concepción de este proyecto las ayudó a conocerse entre sí y a conocerse a sí mismas, y debo admitir que el lector es capaz incluso de conocer parte de ellas a través de la lectura de estas postales.

Anverso de la postal con la leyenda para entender el código.

Mientras que el color y las lineas son una constante en Stefanie, diría que Giorgia tiende a la forma, a las ramificaciones de datos más concretos, por ejemplo los símbolos, las notas musicales, el color se ausenta más a menudo de sus postales y sus explicaciones son más profundas y enrevesadas. Me ha asombrado cómo he podido sacar conclusiones (no entro en si acertadas o no) acerca de ambas artistas. No solo importa el ejercicio en sí, sino el hecho de conocer a una persona a través de sus actos, de sus datos, por lejos que se encuentren, por globalizado que esté el mundo. Esta es, sin duda, una curiosa evolución del género epistolar, ¡y vaya evolución! Un objeto, no solo un libro, ni siquiera una serie de documentos, un artefacto que ha llegado, inusitadamente,a la lengua de Cervantes. Una oportunidad que no se puede dejar escapar.

Sobre las autoras:

Giorgia Lupi es diseñadora de información y en su trabajo tiende puentes entre el diseño digital y en papel. Cofundadora y Directora de Accurat, una empresa de innovación con sedes en Milán y en Nueva York.

Stefanie Posavec es diseñadora de datos y su trabajo se basa en representaciones no convencionales de datos, a menudo con un enfoque artesanal. Ha expuesto en el MoMA , en el V&A de Londres, y ha sido la primera artista de datos en residencia en Facebook.

La importancia de este libro ya ha quedado más que demostrado al convertirse en pieza de la exposición permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York, pero su estudio se lo recomiendo a cualquiera que guste de reflexionar sobre el lenguaje, la forma y el sentimiento. Pues aunque sean datos, detrás de estas combinaciones de colores y formas hay un índice de qué siente un ser humano al vivir en el mundo del siglo XXI. Esencial.

Podéis adquirirlo aquí: Flowpress o en Amazon

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.