Type to search

Dead Rising vuelve a sus inicios

Share

DEAD RISING 4 FRANK’S BIG PACKAGE

 

Vuelve Frank, el protagonista indiscutible de la saga Dead Rising, que en esta cuarta entrega que llega ahora a Playstation 4 tras un escueto paso por Xbox One y PC. La saga de zombis más loca ha ido perdiendo fuerza durante los años y esta cuarta entrega ha dejado algo fríos a los fans.

Y no lo entiendo.

Cierto es que me he acercado a este Dead Rising 4 con cierta reticencia: recuerdo la segunda entrega como mi parecida (aunque no contaba con el mítico fotógrafo como protagonista): con esa mezcla de humor y acción desenfrenada; con la locura de combinar docenas de armas para dar los resultados más alocados. Volvemos ahora a un complejo comercial, volvemos a la gestión de recursos para aniquilar zombis a base de combos y combinaciones; volvemos al delirio y a la masa de enemigos, pero con una fórmula algo refinada que me ha sorprendido gratamente: el guión.

Nos encontramos esta vez ante una aproximación más adulta, más seria y definitivamente más redonda de lo que fueron las anteriores entregas (salvando la tercera, que se pasó de tomarse enserio a sí misma). La vuelta de Frank como personaje protagonista es un acierto: volviendo a las viejas fórmulas nos encontramos con un juego que, de alguna manera, vuelve a ser fresco, vuelve a enganchar, y aunque no sorprenda, resulta gratificante.

Lo último que me esperaba era volver a engancharme a Dead Rising, pero así ha sido. La tecnología del juego resulta fascinante, moviendo cientos de enemigos al mismo tiempo en pantalla con una estable tasa de frames y con un diseño artístico que aporta el equilibrio entre humor, acción y terror que engrandece a la franquicia. La banda sonora resulta pegadiza y el escenario disponible, si bien volvemos a que no inventa la rueda, es lo bastante amplio y diversos como para que recorrerlo sea divertido, aunque escueto.

Dead Rising 4 tiene la difícil tarea de devolver la saga a sus orígenes, algo injusto y complicado. Volvemos a las raíces de un mundo en que la masificación zombi ha obligado a actuar bajo el mando de un gobierno censurable; usar medicinas para detener la “zombificación” y revelarse lo peor del ser humano. El “problema” de este juego, y vamos ahora con lo negativo, es que la fórmula se va agotando. El juego se sustenta sobre la vuelta a los orígenes, sobre tirar de nostalgia: volvemos al mismo protagonista, a la misma ciudad, y aunque se incluyen mecánicas interesantes como la cámara fotográfica que ayuda al sistema de desarrollo del personaje, lo cierto es que pocas novedades jugables se han añadido. Por otro lado, el desarrollo de las misiones se centra demasiado en enfrentarse a los zombis, algo que en otras entregas suponía un plus, una molestia que sortear, y los verdaderos retos eran, precisamente, enfrentarse a los humanos, aquí pasa muy desapercibido.

 Lo mejor del juego es la locura del modo Capcom Heroes, en que podremos “disfrazar” a nuestro protagonista de algunos de los personajes emblemáticos de la compañía y usar sus habilidades especiales. Daría esto para más de un vídeo en YouTube.

Dead Rising 4 es un juego que divierte, pero al que le falta retarse más a sí mismo. Volvemos a encontrarnos con el problema de estirar las sagas: ¿cuándo es suficiente? Las anteriores entregas en pasadas generaciones funcionaron, pero la fórmula se va agotando poco a poco, y en este cuarto episodio su fatiga se acusa más que nunca. Por contra, el innegable lo que me he divertido con el juego y que me ha encantado su historia, así que cualquier punto negativo no tiene tanto que ver con el desarrollo del propio título como con el legado que arrastra.

Una opción para los que quieren desconectar y reírse; para los que quieren matar y no darle demasiadas vueltas al coco; para los fans de siempre y para los que nunca habían jugado a un Dead Rising. Una buena excusa, en definitiva, para volver a una de las mejores sagas de zombis que hay.

Gráficos
7
Sonido
7
Historia
6.5
Mecánicas
8

Summary

Odiado y amado a partes iguales.

Total Rating

7.1
Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.