Type to search

Share

Cuatro mangas alternativos y sus adaptaciones

El manga ha sido y es, una de las patas, o para meternos en temática japonesa, uno de los tentáculos (al estilo de El sueño de la esposa del pescador) de la cultura de Japón. No solo constituye una de las tres grandes tradiciones historietísticas a nivel mundial, junto con la estadounidense y la franco-belga; si no que está insertado en el ADN de los ciudadanos del país nipón. Tanto fue así que cerca de los años 90, el 38% de las publicaciones del país pertenecían a este género.

Como toda industria madura, esta se diversifica para llegar a todo tipo de público, generando productos vendibles para todas las edades. En Japón leen manga desde los niños pequeños hasta los más ancianos. Y este fenómeno de la cultura pop tiene conexión con otras industrias, convirtiendo las historias de viñetas a otros formatos como libros, videojuegos, películas o anime. Son estas adaptaciones de las que vamos a hablar en el presente artículo, destacando cuatro mangas alternativos editados en el mercado español que nos parecen curiosos o necesarios recuperar.

Tokyo Zombie

Este es un manga escrito y dibujado por Yusaku Hanakuma, el más reconocido representante del estilo Heta-uma (movimiento del manga underground que literalmente significa “malo pero bueno”) característico por representar garabatos y dibujos mal hechos, enfatizando la expresión frente a la técnica. Es un manga humorístico de terror que aquí en España fue editado por Autsaider Cómics (Comprar aquí).

Portada manga y película

En una lista de los “10 Mangas más grandes de Zombis”, Jason Thompson de Anime News Network situó Tokyo Zombie en noveno puesto, diciendo de él que es un “bueno, divertido y ultraviolento entretenimiento”. Por su parte, Paul Gravett lo seleccionó como uno de esos cómics que hay que leer antes de morir.

Vieñeta y fotograma

La historia nos presenta a dos currantes de una fábrica que dedican la pausa del bocadillo a entrenar sus habilidades como luchadores de artes marciales. De manera semi accidental, matan a su jefe y le entierran en un vertedero ilegal de residuos tóxicos, el Fuji Negro. Resulta que no es el único cadáver, y entre los productos químicos y radiactivos, se reactivan las células de los difuntos. El apocalipsis zombi está servido.

En 2005 Sakichi Sato dirigió el live-action de este manga, pero su recepción no fue tan buena ni aplaudida como el original. Aún así hay que reconocer su esfuerzo por adaptar y llevar la gran pantalla a este rara avis de las viñetas.

Elegía roja

Detrás de este manga se encuentra un autor tan interesante como Seiichi Hayashi, una de las figuras líderes en el Avant-garde de los 70 en Tokyo. Esta historia se serializó en la revista Garo (magazine especializado en manga alternativo) entre 1970 y 1971. En España la edición corrió a cargo Ponent Mon, y aunque a día de hoy el manga está descatalogado, se puede encontrar algún ejemplar en tiendas de segunda mano.

Portada manga y ova

Elegía roja es un poemario de la tristeza en imágenes, un bonito repaso por la vida de Ichiro, su protagonista, quien en un intento de ser mangaka dejará atrás tanto, que solo conseguir su objetivo le consolará. Pero las cosas no salen como esperaba. Tendrá que lidiar con su novia y su compleja relación de apego-desafecto, aclarar sus prioridades y no dejarse nublar por la duda, además de batallar contra sus problemas familiares y los obstáculos en su trabajo. Toda una odisea de emociones a la que tendrá que hacer frente, y aún cuando lo haya superado, tendrá que responderse a la peor de las preguntas: ¿Mereció la pena?.

Viñeta y fotograma

La repercusión de la obra fue gigantesca. Publishers Weekly lo consideró el tercer mejor manga de 2008 y en 2009 fue nominada a los Harvey Award, en la categoría de La mejor edición americana de material extranjero. Recolectó a la par miles de críticas positivas por la prensa de medio mundo, de las cuales me quedo con esta que sintetiza a la perfección el manga: “la capacidad de transmitir la incapacidad de expresión de los personajes, es esencial y es lo que hace única a la obra”.

Más tarde, en 2007, el propio Hayashi dirigió una película de animación muda de media hora basada en su historia, de la mano de Toei Animation, que fue recomendada por el jurado de la Japan Media Arts Festival. Este OVA mantiene la esencia pausada y poética del manga, lo que hizo de esta adaptación una decisión acertada.

Blue

Kiriko Nananan es la responsable de este manga sin igual. Encasillada en la etiqueta del mal llamado josei, manga para mujeres jóvenes, esta mangaka inició su carrera en la mencionada revista Garo, donde puso de manifiesto su necesidad de expresar el sentir femenino a través de una crónica emocional, reivindicando un manga intimista con la realidad diaria como telón de fondo. Inscrita en al movimiento Nouvelle Manga, género que combina influencias de la Bande dessinée y el manga, en concreto, el estilo y el diseño del primero; y la profundidad en los guiones del segundo.

Portada manga y live-action

Blue empezó a serializarse en la revista COMIC Are! durante 1996. Un año más tarde se reunirían todas las páginas en un tomo, misma edición que llegaría a España de la mano de Ponent Mon (comprar aquí). La historia trata sobre Kayako, una chica universitaria que conoce a Masami, a quien sus compañeros de clase marginan por haber abortado. Poco a poco, esta relación de amistad se vuelve más personal cuando una de ella se enamora de la otra.

Manga y live-action

No fue hasta 2002 que se adaptó a una película de imagen real dirigida por Hiroshi Ando, contando con la famosísima actriz y modelo Mikako Ichikawa. La película se exhibió por primera vez en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 2002, y se estrenó en los cines japoneses un año más tarde. Tiene a sus espaldas el premio a la mejor actriz en el 24th Moscow International Film Festival.

Hate virus (Utopías)

Esta última adaptación es un tanto curiosa. No se trata ni de un anime ni de un live-action, si no de un capítulo en una serie de televisión. Hate virus, es un relato incluido en el manga titulado Utopías, cuyo autor es Shun Umezawa. El relato tiene lugar en un mundo futurista donde las emociones odiosas de una persona se amplifican debido a un virus. Los investigadores comienzan a buscar una cura para erradicar el virus y, a medida que las personas comienzan a depender de medicamentos recetados para repeler la epidemia, comienza a formarse una sociedad utópica.

Portada manga y serie

Utopías ha sido editado en España por ECC Ediciones (Compar aquí) y fue editado en tomo único en 2006 por Shogakukan en el país nipón. Umezawa nació en 1978 en la ciudad de Kashiwa, en la prefectura de Chiba. En abril de 2005, publicó la serie Môsô makki shôjo (cinco partes en total) en Young Sunday y en diciembre del mismo año empezó a serializar Utopías. Con este manga debutó en la publicación de un libro. Su obra ha recibido una gran acogida y se le considera unos de los grandes talentos del mundo del manga.

No fue hasta la primavera de 2012 que el programa Yo ni mo kimyô na monogatari (Cuentos de lo extraño) de la cadena Fuji Tv, emitió la adaptación del relato, dentro del conjunto de historias cortas que adaptaban a imagen real. Este programa de relatos de misterio tan popular finalizó su trayectoria en 2015, llevando en activo desde 1990. Todo un hito en el mundo de la pantalla.

Y como decíamos al principio. También es una oportunidad para reivindicar estos mangas. Por una lado Tokyo Zombie y su no tan mediática edición en papel con un gran trabajo detrás. Por otro, recuperar un manga olvidado como Elegía roja, toda una joya que deberían plantearse las editoriales en volver a editar. Continuando con Blue y su poca atención a esta mangaka tan interesante como Nananan, reclamando más ediciones de sus obras al español y el reconocimiento que se merece. Por último, poco se puede decir a mejorar de las obras de Umezawa, ya que está casi todo editado, pero si se puede reconocer el gran trabajo de la editorial al traer este tipo de manga al mercado español.

¿Y a ti, qué adaptaciones te han gustado más o cuales te gustarían ver?

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.