Type to search

Call of Cthulhu, el horror de Darkwater

Share

CALL OF CTHULHU

No voy a entrar en debates sobre cómo pronunciar el nombre del gran dios. Suerte que esta es una review escrita y no un canal de YouTube (aunque nunca digas nunca). Tenía ganas, como todo friki que se precie, de jugar una adaptación moderna de las obras de H.P. Lovecraft. Call of Cthulhu venía llamándonos, y ya hemos podido jugarlo, disfrutarlo y enervarnos con él.

Call of Cthulhu se basa en varios relatos del autor de Providence para narrarnos un caso detectivesco en Darkwater y sumergirnos, de paso, en las sectas, el horror cósmico y la aventura gráfica y conversacional. Un guión muy pulp que entronca con el estilo del autor; un aura bastante conseguida pero algunos errores no menores que lastran el resultado final. Más allá de esto, vamos a analizar algunas de las claves de esta nueva obra de Cyanide.

Los que busquen la perfección y tengan un tremendo hype por una adaptación directa de las obras de Lovecraft, que se baje del carro. Cyanide (entre cuyos hits están Blood Bowl, Juego de Tronos Styx) nunca se ha caracterizado por hacer juegos redondos. Aunque vaya por delante que me quedo mil veces con el Juego de Tronos de Cyanide antes que con el de TellTale Games.

Call of Cthulhu es una joya discreta. Una aventura gráfica y conversacional con algunos elementos de exploración y progresión, que basa se influencia no solo en los relatos, sino en el rol clásico de libro. Y es que el libro de rol de Call of Cthulhu es un clásico de los amantes de la ficha de personaje, el lápiz, el saco de dados y las tardes a la tenue luz en casa de un amigo (o en la nuestra, en el peor de los casos). Adaptar las dinámicas de atributos (Percepción, Elocuencia, Fuerza, Ocultismo, Medicina y Psicología) no es tarea fácil, y no están del todo mal. Es un sistema algo más simplificado que en libro (como todo lo que tiene que ver con la Cordura), y se nota que la repercusión de ellos en el juego pasa más por la anécdota, aunque se agradece mucho el esfuerzo y los amantes de la obra de Lovecraft, y en especial los que jugamos al juego de rol narrativo, definitivamente disfrutamos de esto.

Es una lástima que este título se queda tan lejos de otros que, influenciados por la obra del autor, no adaptan directamente sus escritos. Me vienen a la mente Bloodborne, Amnesia Layers of FearCall of Cthulhu se queda lejos, no voy a engañar a nadie: al final lo que influyen tus decisiones y tu Cordura en el juego es un chiste, y el juego es bastante lineal y simplón. A nivel jugable, el modo detective y todo lo que tiene que ver con hablar, explorar y descubrir secretos se parece bastante a lo que ya hemos visto en The Council, aunque más simplificado. Por otro lado, se me ha hecho corto y he comprobado algunas deficiencias técnicas y de diseño que son, cuanto menos, cuestionables.

Claro que también me es difícil ser imparcial en esto, pues lo cierto es que he disfrutado de Call of Cthulhu.

Cyanide es un estudio modesto que se queda siempre a medio gas, y esta no es la excepción.

Sin embargo, las ideas detrás de este videojuego son buenas, bastante buenas. Adaptar el libro de rol no es nada sencillo y comete errores en este sentido, pero sí que hace un mejor trabajo adaptando los relatos del autor (no de forma literal) en lo que a escenarios y ambientación se refiere.

Con más tiempo, mejores equipos y un presupuesto mayor, estoy seguro de que este hubiera sido un juego a la altura de las circunstancias, pero aún así es altamente disfrutable. Quizás su nota no corresponde del todo con las horas de entretenimiento que me ha dado (es lo malo de las notas numéricas), pero definitivamente recomiendo este juego a los amantes de la obra de horror cósmico. 

Gráficos
7
Sonido
7
Historia
7.5
Mecánicas
6.5

Summary

Demasiado discreto, demasiado irregular, demasiado torpe, pero aún así, ha podido encandilarme. Recomendamos este juego con discreción: los amantes de Lovecraft deberán jugarlo. El resto, puede pasar a cosas parecidas como The Council o Layers of Fear.

Total Rating

7.0
Tags:
Previous Article

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.