Type to search

Cadence of Hyrule, Link al compás

Share

Cadence of Hyrule

Crypt of the Necrodancer

Cadence of Hyrule: Crypt of the NecroDancer se ha hecho de rogar en nuestra web debido a su endiablada dificultad. Vaya por delante que quien firma esta crítica tiene una arritmia natural que pone en tela de juicio todo acercamiento por mi parte al arte musical. Esta videojuego, del creador de Crypt of the NecroDancer, y que toma a los personajes de la mítica saga Zelda y los pone a bailar es una mezcla entre RPG, juego musical y roguelite cuyo principal atractivo es la increíble reimaginación de la franquicia más querida de Nintendo y una puesta en escena insuperable.  El ritmo ha tomado Hyrule y el malvado Octavio lo ha sumido en las tinieblas. Nosotros, en control de Link o de Zelda, deberemos explorar sus mazmorras, acabar con sus monstruos, y todo ello sin perder el ritmo. Y es que este spin-off de Zelda  pone al jugador a prueba en más de un sentido. Manteniendo un fiel diseño de escenarios y personajes, la banda sonora de la saga cobra un nuevo sentido y mucho más protagonismo que nunca. ¿Le damos al play?

Fecha de lanzamiento: 13/06/2019
Desarrolladora: Brace Yourself Games
Distribuidora: Nintendo
Disponible en: Nintendo Switch
Versión analizada: Nintendo Switch
Idiomas: Textos en castellano
Precio de lanzamiento: 24,99 €

Hay muchas maneras de ponerle las cosas difíciles a los jugadores que gustan de verdaderos retos, y por suerte los indies saben innovar a este respecto. No todo va a ser Dark Souls. Los videojuegos basados en el ritmo siempre han tenido una fiel legión de seguidores, aunque estos muchas veces no jugaban a otras cosas, eran del tipo casual, lo que no implica que ser un as en estos títulos no precise de una habilidad sin igual. Cadence of Hyrule, que funciona a la vez como spin-off de Zelda y de Crypt of the NecroDancer aúna lo mejor de dos mundos: el RPG y la música. Y lo hace con un sistema de juego sencillo pero endiablado: el mundo se mueve al ritmo de la música y tú deberás moverte así también, o fallarás estrepitosamente. De este modo el combate se convierte en una coreografía en que tienes que moverte en el momento adecuado marcado por el ritmo o tu ataque será inútil. Creedme, pillarlo requiere su esfuerzo. Una vez conseguido, sin embargo, todo se vuelve más alocado, más estimulante, realmente divertido…hasta que un área sube la dificultad de nuevo y tendremos que usar toda nuestra habilidad para sobrevivir.

Quizás lo que más me ha gustado de Cadence of Hyrule  es esta puesta a prueba, pero desde el colorido, la música, el buen rollo…lo que no quita que haya muerto cientos de veces, perdido el progreso, querido lanzar la consola contra la pared y ponerme a jugar a otra cosa…Para después volver a engancharme y probar suerte de nuevo. Y es que el aprendizaje es frustrante en ocasiones, aunque satisfactorio una vez se logra. En la parte inferior de la pantalla el símbolo de la Trifuerza funciona como metrónomo que nos marca el momento exacto de pulsar el botón de movimiento, lo que nos hace avanzar y golpear al enemigo. Aparte de esto no faltan a la cita elementos clásicos de Zelda como las rupias, los diamantes, las bombas, los escudos, etc…También disponemos de un “modo arrítmico” para los que de verdad vean imposible plegarse a los designios del juego, pero no lo recomiendo ya que estropea del todo la experiencia. Podremos, además, jugar en cooperativo local.

La banda sonora es la gran protagonista. El soundtrack original de Zelda ha sido remezclado y fusionado con ritmo más tecno, más animados, y el resultado es una versión casi funky de las archiconocidas canciones de la saga. Esto es un acierto enorme, obra de Danny Baranowsky, responsable de la banda sonora. Personalmente no había jugado en su momento a Crypt of the NecroDancer, ni falta que hace, parece ser, para disfrutar de este Cadence of Hyrule, pero gracias a la experiencia con este lo haré en el futuro.

No dejaré pasar la ocasión de hablar de lo que me ha parecido un soberano diseño artístico y gráfico, con un estilo píxel que se inspira en los Zelda clásicos y aporta un colorido espectacular que casa perfectamenta con la propuesta musical. Asimismo, la inclusión de todos los elementos reconocibles de la saga original, así como el cuidado que se ha tenido en recrear los mapas de esta, en cuidar el conjunto, ofrecer una historia pintoresca (sin grandes alardes) y el diseño de los jefes finales denotan un mimo especial ante un producto con el Nintendo ha sorprendido a todos.

El hecho de “prestar” licencias tan importantes a terceros para que desarrollen propuestas diferentes es un paso que otros gigantes de la industria ni se plantearían dar. Menos mal que Nintendo siempre ha ido a lo suyo. Ya dije en su momento que esta etapa de la gran N sería una que nos reserva muchas alegrías, y lo está cumpliendo con creces. Cada Nintendo Direct hace que aguantemos la respiración ante la nueva ocurrencia de los veteranos nipones.

Con la promesa de Zelda: Breath of the Wild 2 en el horizonte, y el inminente estreno del remake de Link’s Awakeningla saga estrella de Nintendo sigue dando alegrías. Cadence of Hyrule es un interesante trabajo de actualización, mezcla y reimaginación de los clásicos, una obra llena de matices a la que cuesta amoldarse al principio (o, al menos, a mí me ha costado amoldarme), pero que ofrece una experiencia única en su estilo. Una compra necesaria para el que guste de emociones fuertes en la consola híbrida y una hermosa promesa: la de ver más estudios indies con grandes licencias en sus manos. ¿Os imagináis un Pokemon del creador de Undertale? Las posibilidades son infinitas…

Gráficos
9
Sonido
10
Historia
8
Mecánicas
9

Summary

Cadence of Hyrule tiene una originalidad desbordada al servicio de un sistema de juego inteligente, novedoso y atractivo. Además de esto, una banda sonora de infarto y un diseño artístico encantador. ¿Qué más se puede pedir?

Total Rating

9.0
Previous Article
Next Article

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.