Type to search

Share

Baobabs Mausoleum Episode 1: Ovnifagos Don’t Eat Flamingos

 

Una de las cosas más estimulantes de trabajar en la prensa, y perdón por romper así la cuarta pared, es dar altavoz a desarrollos patrios. Porque sí, en España se hacen videojuegos, y buenos videojuegos, y algunos consiguen despuntar por su originalidad, si bien es complicado que lo hagan por sus ventas. Un ejemplo de ambos sería el laureado, y favorito de este periodista, Gods Will Be Watching. 

De la mano del publisher ZeroUno Games nos llega Baobabs Mausoleum, un juego episódico que se estrena en Nintendo Switch tras un paso por PC y la promesa de una pronta edición en consolas de sobremesa. Firmado por Jacob Jazz (alias de Jacobo Estévez) nos llega esta aventura en pixel art que bebe de las fuentes más bizarras de la televisión y cultura de los años 90s para presentarnos un misterio sobrenatural: ¿quién es el habitante 64?

Bienvenidos a Flamingo’s Creek. 

Watracio Walpurgis es una berenjena. También es un agente del FBI cuyo coche queda averiado en las inmediaciones de un lugar maldito: la ciudad de Flamingo’s Creek, que aparece el 11 de Marzo cada veinticinco años. Una ciudad con 64 habitantes (tal y como reza el cartel de inspiración lyncheana) que nos da la bienvenida en los primeros compases de la aventura. Una aventura que se mueve entre la aventura gráfica, el rol de corte japonés, el videojuego de humor y el walking simulator. Un videojuego con firma española pero con influencias globales que destila carisma y voz propia, a veces con mejor acierto y a veces con peor, pero al que no se le puede negar haber logrado lo más difícil de cualquier obra artística: tener una identidad propia.

En este primer episodio se sientan las bases de lo que promete ser una aventura bizarra hasta el extremo. Alienígenas, dimensiones paralelas, vegetales antropomorfos, terror y humor. Pasaremos por diferentes escenarios donde deberemos solucionar un problema, normalmente en forma de abrir una puerta, darle cierto objeto a cierto personaje, etc. Lo clásico de las aventuras gráficas. Claro que el juego se desmadra y en algunos momentos cambiará la configuración de este: pasando a una fase de pelea por turnos, y a todo un nivel en primera persona (lo que más me ha gustado de este primer episodio). Aunque la resolución de los puzzles es demasiado sencilla, y terminar el episodio entero apenas nos llevará un par de horas si somos concienzudos y miramos todo con atención. Un mayor reto para el jugador le hubiera sentado de maravilla a la aventura, pues da la sensación de que finalmente pasamos por este mundo lleno de imaginación un poco como espectadores de lo extraño.

El diseño artístico es magnífico en cuanto a escenarios, aunque desluce un poco a los personajes. Sin ir más lejos, lo que menos me convence es el diseño de la berenjena protagonista, Watracio Walpurgis, que parece un dibujo mal hecho en las cinemáticas. Sin embargo, el conjunto y la combinación de colores, así como el acertadísimo filtro VHS que podemos poner y quitar a nuestro antojo desde el menú dotan al conjunto de una marca indeleble. Baobabs Mausoleum se encuentra plagado de referencias; no esconde para nada sus influencias, y eso se agradece. Aunque sin duda las más obvias, están escondidas a simple vista. En lo jugable, su creador Jacob Jazz ya dije durante la presentación del juego que “quería hacer su propio Zelda“. Y ciertamente tiene mucho de esto a nivel de diseño e incluso a nivel jugable, pero es a ciertas series y películas como Twin PeaksRocky Horror Picture Show, X Files, Sombras Tenebrosas y la lista continúa, a quienes realmente les sirve pleitesía.

Para dar de comer aparte es la banda sonora, obra de Manuel León, que casa perfectamente con el estilo tarantoniano y loco del título y se funde con la pieza central de la banda Messer Chups, y que nos ha dejado algunas piezas memorables.

Ya se nos avisó por parte de ElZeroUno, publishers del título, que este primer episodio es un aperitivo, una introducción al jugador a este país de las maravillas lleno de horror. Nos ha dejado con ganas de más, de mucho más, pero es que al precio que tiene de salida para la híbrida de Nintendo, y la buena optimización de que goza, no se puede pedir más. Baobabs Mausoleum es quizás no el exponente más representativo del videojuego español, pero sí de lo más originales y arriesgados títulos y un soplo de aire fresco que puede mirar cara a cara a algunos de los estudios más punteros de nuestro país y no arrugarse. Un juego descarado, lleno de fan service y que aún contará con dos episodios más donde queremos verlo explayarse, arriesgarse más y volverse loco. 

Gráficos
7
Sonido
9
Historia
7.5
Mecánicas
8

Summary

Odiado y amado a partes iguales.

Total Rating

7.9
Tags:

Algo más nuevo

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.