Type to search

Share

Ángulo muerto: Antología de cómic de terror

Los orígenes del terror japonés tienen sus raíces en las historias clásicas de los periodos EdoMeiji, conocidas como kaidan. En su sentido más amplio, entrarían en la acepción de kaidan, todas aquellas historias de fantasmas del folclore japonés.

Ya existía una tradición oral, pero fue un juego llamado Hyakumonogatari Kaidankai, quién generó la recopilación de cuentos populares de China y Japón. Originalmente, su objetivo se basaba en la didáctica budista, ya que a menudo, involucraban elementos del karma, pero pronto, esas lecciones morales, dieron paso a toda una narrativa más motivada por el morbo.

Autores: VV.AA.
Editorial: ECC Ediciones
Páginas: 208 páginas en B/N
Formato: Tapa blanda con sobrecubierta
Precio: 14,95 €

Sinopsis: ¡Una colección de obras de terror invisible!

De ahí, germinó el J-horror, popular por centrarse en el aspecto psicológico a través de la construcción de la tensión. Y donde se combina lo sobrenatural con temas religiosos. Género que tomó relevancia en el mundo occidental a partir del 2000, con películas como Audition, Dark Water o Ringu (no confundir con el remake americano titulado The Ring).

Todo ese linaje de terror nos lleva hasta Ángulo muerto: Antología de cómic de terror. El esfuerzo materializado de recopilar las plumas más agudas del panorama de terror.

ECC nos demuestra que hay terror más allá de Junji Ito. Y aunque Ito se encuentre entre los autores seleccionados, veremos , como reaparecen autoras olvidadas como Kanako Inuki. Vayamos por orden, y desmembremos parte a parte este cadáver gráfico compuesto de siete autores.

El primero en aparecer, es el gran Junji Ito y su reintepretación del cuento de los hermanos Grimm titulado Blancanieves. Esta adaptación del clásico, se muestra sin enanitos, pero sigue manteniendo la envidia como eje vertebrador. Con el trazo característico y oscuro del autor, aprendemos por qué no se puede destruir lo que es bello. Un relato quizás demasiado corto, pero efectivo a nivel visual.

Continúa Yousuke Takahashi con Un cuento que finaliza en el prólogo. Un híbrido entre terror y humor. De narrativa ligera y de dibujo infantil al más puro estilo cartoon.

En ella, un muchacho recibe “el poder” de una chica misteriosa. Esto le hará adentrarse en un mundo de fantasmas en el que no quiere estar. Un relato demasiado centrado en el gag que reduce la historia a poca cosa, aunque ese sea su objetivo.

Toma el relevo Kanako Inuki. Autora del editado y descatalogado Present (Mangaline, 2006), cuya lectura me decepción en su momento, al esperar más de la reina del terror.

Pero Medicina espiritual es una genialidad. Esta historia es más lisérgica que terrorífica. Con un estilo gráfico influenciado por Hideshi Hino, nos lleva a la consulta de un doctor que tendrá que lidiar con las enfermedades de sus pacientes. Un desborde de imaginación y originalidad, que hacen del relato algo muy auténtico. Efectiva y divertida, al tiempo que extraña.

Llega el turno de Amagappa Shoujogun y su aportación con El ratón de biblioteca.

Ito nos mostraba un terror sobrenatural, Takahashi lo mezclaba con humor, e Inuki nos mostraba lo onírico, Shoujogun pone sobre la mesa lo gore. Si de generar tensión y miedo se trata, este es el único relato al que se le puede poner todas las letras de la palabra terror.

De trazo detallado, Shoujogun maneja una destreza narrativa donde todo encaja: el ritmo, la composición de la página ,la perspectiva, la distribución de las viñetas, etc. Un relato muy conseguido, viniendo de un mangaka nada relacionado con el género.

Sigue abriendo el camino, un maestro en la temática, el abuelo del género, Hideshi Hino.

Hino nos presenta Una leyenda del circo. Un relato donde lo grotesco es el medio para contar historias de amor y soledad. Incluida en el ya editado manga Circo de monstruos (La Cúpula, 2010). Esta historia nos narra la trágica despedida de Madre Muerta e Hijo Ogro, quienes ejercen un número de ventriloquia en un extraño circo.

Con un dibujo de línea gruesa y gran expresividad, Hino vuelve a sus obsesiones de abandono. Una historia sentimental que merece la pena retomar.

Llegamos a la recta final. Un libro de ilustraciones repulsivas, de Michiru Noroi y El pájaro enjaulado de Not Osada cierran el tomo.

El primero, es una historia donde se mezcla la realidad y las alucinaciones a través de un libro maldito. Noroi usa un estilo más occidental de dibujo, jugando con los contrastes de tinta para crear pura esquizofrenia.

El segundo, narra las tragedias de una joven estudiante que sufre bullying. Acusada de bruja, deciden torturarla. Con un estilo gótico y una composición de página más que interesante, Osada genera un ambiente de violencia y sangre más que aceptable.

En resumen, un recopilatorio de claroscuros, donde hubo historias de mejor calidad que otras, pero siempre, un buena oportunidad para conocer más del mundo del manga.

Y aunque queden dos historias extras que reseñar, te dejo a ti esa labor para que abras las páginas de esta colección de relatos y te dejes atrapar. ¿Te atreves?

Podéis adquirir el libro aquí: ECC Ediciones

Tags:

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.