Type to search

Share

AGONY

Confieso que tenía muchas ganas de jugar Agony, el primer videojuego de Madmind Studio, que ya desde su anuncio diera que hablar por su temática abiertamente religiosa y polémica a partes iguales. La premisa del juego es la de visitar una representación del infierno cristiano en su extensión más enfermiza, provocadora y nauseabunda.

Ay, lo que me gusta una buena polémica.

Soy de los que no censurarían Hatred, lo digo desde yo. No porque esté a favor de las declaraciones de sus responsables, ni porque quiera meterme en un cruce de acusaciones, improperios y demás tonterías. Sencillamente, creo que la censura es el último recurso del ignorante. Sí, hay odio y guerra y enfermedad y maldad en el mundo, y los videojuegos no pueden estar siempre eludiendo su faceta de crónica de nuestro tiempo, como antaño lo hicieron libros cuya publicación hoy día haría correr las mismas polémicas. Si algo teme el videojuego, es meterse con las creencias religiosas de la gente. Lo que me llamaba la atención de este título era, precisamente, esa falta de tacto al construir un mundo que se basa en las escrituras sagradas para mostrarnos lo profundamente enfermiza que es la visión del más allá “para los malos” que tienes las religiones.

El resultado, a nivel de videojuego, es cuanto menos cuestionable.

Partamos de la base de que Agony me parece una buena idea. Una idea atrevida, un posibilidad de hacer un gran juego de terror y de enfrentarnos con nuestras propias creencias a nivel de sociedad judeo-cristiana. Reconozco que su anuncio me entusiasmó.

Ahora bien, Agony nos pone muy difícil que lo queramos. Desde los primeros compases de la aventura ya deja claro que se avecinan curvas: a nivel jugable, es una obra muy pobre. La palabra que mejor lo define es: injustoAgony quiere serlo todo: quiere ser un walking simulator, quiere ser un survival horror, quiere ser un juego tipo souls….y ya se sabe que el que mucho abarca, poco aprieta. Aunque repito que se encuentra plagado de buenas ideas (los checkpoints, la narración, algunos personajes) se pierde en unas mecánicas toscas, en una IA cuestionable cuanto menos, en un diseño de escenarios increíble en lo artístico pero ineficaz en lo jugable y, sobre todo, en lo que ha pulido se refiere. Se nota que hubiera necesitado unos meses más de trabajo: testear errores, solucionarlos, mejorar aspectos gráficos, mejorar la IA… Y es que aún le queda mucho trabajo, y los sucesivos parches que saldrán de ahora en adelante (que ya baticino que unos cuantos caerán), no creo que mejoren la experiencia como para cambiar la primera impresión.

Agony tiene un diseño espectacular…a veces. En lo sonoro, por desgracia, no destaca, lo que es un fallo bastante grande para un título de estas características. Algunos escenarios son realmente increíbles, mientras que otros son toscos, mal acabados, con bugs y un diseño más bien soso y conservador. Nos dan una de cal y otra de arena, sin dejar claras las posibilidades que tiene la idea. Lo mejor que se puede destacar del juego es el nivel de rejugabilidad y la cantidad de coleccionables que pone a nuestra disposición. Claro que para acceder a todo esto, habrá que pasarse la campaña una primera vez, y ya desde ahora os advierto que el tedio y la frustración que destilan no nos lo van a poner fácil.

Me hubiera gustado que me gustara mucho Agony, de verdad. Me parece una idea fantástica, un juego que tenía todas las papeletas para levantar ampollas y zarandear los cimientos de la mojigatería en la industria. Pero sus propias aspiraciones parecen haberle traicionado y el resultado es un título irregular y lleno de carencias que se queda en una anécdota.

Gráficos
6
Sonido
5.5
Historia
6
Mecánicas
4.5

Summary

Agony es el ejemplo perfecto de cómo una buena idea, mal desarrollada, se queda en agua de borrajas.

Total Rating

5.5
Tags:

Algo más nuevo

La cosa de las cookies

Aunque a todos nos da un poco igual esto, la UE nos obliga a ponerlo. Si, usamos cookies, sin ellas no podemos mejorar el servicio ni darte el contenido que te interesa. puedes negarte a que las usemos contigo, si pasas de esto, entendemos que te la trae al pairo y aceptas. Si quieres leer más, haz click aquí.